Ruta de Sección: Inicio > Maestros > Artículo

Sección Maestros y Autores

Isaac Luria

Isaac Luria

Isaac Luria (1534-1572). Maestro judío de la Cábala, conocido también como ha-Ari («el León», a partir de las iniciales de su nombre en hebreo). Nació en Jerusalén, de madre sefardí, su padre procedía de Alemania o Polonia, aunque se estableció en Jerusalén, donde nació Isaac. Al morir poco después su padre, la familia se dirigió a casa de unos tíos en Egipto, donde se educó Isaac. Pasó allí varios años retirado en un lugar solitario, dedicado a los estudios de las grandes obras de la mística judía. Hacia 1569 se trasladó a Safed, el gran centro de la Cábala en Galilea, y allí estudió algún tiempo con Moisés Cordovero. Se rodeó de discípulos, a los que enseñó de manera oral tanto su sistema original de cábala teórica como la manera de llegar a la comunión con las almas de los justos, a través de la concentración y la meditación. Fueron esos discípulos, en particular el más destacado de ellos, Hayyim Vital, quienes recogieron por escrito las enseñanzas de Luria. La muerte le sobrevino en una epidemia al poco tiempo de estar en Safed (1572).

Su personalidad era llamativa y suscitaba el entusiasmo incondicional de sus discípulos, que tejieron en torno a él numerosas leyendas de prodigios y milagros. Sus principales discípulos, Moisés Jonás és Jonás de Safed (Kanfe Yonah, «Alas de paloma»), José ibn Tabul, Tabul, y Hayyim Vital, sintetizaron, cada uno a su manera, las doctrinas del maestro. Vital fue el que lo hizo de modo más detallado, recogiendo en su Es hayyim, «El árbol de la vida», cuanto había escuchado al maestro, completado con sus propios comentarios. Entre los materiales procedentes del maestro se cuentan instrucciones para llegar a la comunión mística, recomendaciones sobre la meditación, la doctrina de la transmigración de las almas y de la expiación de los pecados, etc.

Aunque Luria comparte las grandes líneas de la Cábala desarrolladas en España en los siglos anteriores, y las enseñadas por su maestro Cordovero, añade al sistema cabalístico perspectivas totalmente nuevas, en especial en las doctrinas sobre la creación: Dios infinito lo llena todo, y el acto de la creación sólo es posible si se contrae Él sobre Sí mismo, retirándose y dejando libre el «espacio primordial» para que en él pueda tener lugar la emanación. La esencia divina emanada, la luz, se vierte en los «recipientes» creados; algunos de ellos no pueden soportar esa luz y «se rompen», y las chispas de luz divina quedan entre las «cáscaras» (raíz del mal). Es necesario un proceso de restauración cósmica y reintegración, en el que puede y debe participar el pueblo judío, liberando a la luz divina, y llegando a la comunión mística. La aparición del Mesías significará la consumación del proceso cósmico.

Israel Sarug, que no había sido discípulo directo de Luria en Safed, propagó por Europa el núcleo de sus enseñanzas, y en particular sus teorías sobre la creación y la emanación divina, teñidas también de su propio sello. Su visión peculiar de Luria fue una de las que más llegó a extenderse durante el siglo siguiente y marcó el desarrollo posterior de las ideas cabalísticas.

(Texto extraído de www.mcnbiografias.com)

Recursos

Recursos externos:

Publicaciones:

Libros en Amazon

Artículos y textos:

La Doctrina de Isaac Luria (La Tradición)

Isaac Luria (radiojai.com)

Isaac Luria – El Sagrado Arí (1534-1572) (kabacademy.eu)

Rav Isaac Luria "El Arí" (kabbalah.com)

Isaac Luria, la fuga de Dios (elpais.com)

Isaac Luria de Egipto (diariojudio.com)

El Rabino Isaac Luria y la universalización de la Cabalá (terradesomnis)

Webs, enciclopedias:
Wikipedia: Isaac Luria
Kripkit: Isaac ben Solomon Luria