Ruta de Sección: Inicio > Libros > Yo nunca nací

Libros - Antonio Marín

Yo nunca nací

Yo nunca nací

Una abogada, un joven ejecutivo, un científico, un vendedor de maquinaria agrícola, una estudiante de periodismo, un vividor, una dama que fue jipi en su juventud, un empresario de la moda, un marinero, una buena amiga y otras personas que, sin conocerse entre sí, tienen, sin embargo, algo en común: la sed de una verdad absoluta.

¿Cómo el destino hará confluir las vidas de personajes distintos y lejanos entre sí, hasta un punto más allá de nuestro mundo racional?

¿Quién es el autor de las reflexiones poéticas que aparecen antes de cada capítulo?

¿Qué es real y quiénes somos nosotros?

Esta es la historia de una aventura, de una inquietud, de un despertar.

Un buscador es alguien un tanto excéntrico, diferente, inadaptado a veces. No es mejor ni peor, pero es distinto, y se siente con frecuencia como un extraño en la sociedad. Sabe que sus respuestas no están en el juego social, en el trabajo, el dinero o cualquier otra cosa. Lo que lo está llamando con voz profunda desde abismos misteriosos es un hambre voraz, y no parará hasta encontrar lo que busca.

Allá donde los destinos confluyen hay una expansión que trasciende al personaje que creemos ser.

Esta es tu historia, querido lector del libro, porque si no crees que lo sea no pasarás de esta contraportada.

Descúbrete entre estas páginas.

Antonio Marín Peñas (Úbeda, 1968)

Licenciado en Derecho, abogado. Es un buscador que, ya desde niño, sentía la llamada a investigar. Una fuerza poderosa lo desafiaba a descubrir algo que intuía grande, misterioso y oculto tras lo aparente. Fue un niño inquieto y polifacético. Ya en su juventud, a la vez que estudiaba la carrera de derecho, tocaba la batería en un grupo, volaba en ultraligero, trabajaba en el departamento de ventas de un concesionario de coches y no dejaba de hacer cosas con sus amigos continuamente. Pero detrás de todo ello había una vocación por tratar de descifrar los misterios que nos envuelven a todos. Leía filosofía, física cuántica y libros de sabios de todas las tradiciones, en busca de la verdad y de una realidad final que, sin embargo, se le escapaba. Esa punzada en su mente no lo dejaba de retar.

Ya en su madurez, sigue con sus aficiones, como la literatura o los viajes en moto. Sin embargo, la búsqueda continúa inacabada, a pesar de los tesoros que ha ido encontrando. Este libro nace como un tributo a los buscadores y como una forma de reivindicar su lucha. Antonio está en contacto con otras personas como él, que se reúnen de vez en cuando en parajes rurales de montaña a compartir sus experiencias y a escuchar a sus maestros. Sin duda, este mundo casi desconocido por el gran público está despertando cada vez más la curiosidad de muchas personas, abiertas a la posibilidad de descubrir una realidad completamente distinta a la comúnmente aceptada.

Detalles del libro:
  • Nº de páginas: 192
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Formato: 15 x 21
  • ISBN: 978-8411553735

Prólogo

Si en un momento dado fueses consciente de que todo lo que has creído hasta ahora está errado, y de que todo tu mundo, e incluso aquello que has considerado ser siempre el más básico y elemental conocimiento de la realidad, fuese falso, ¿qué pasaría?

Si dejas a un lado, una por una, todas las creencias y suposiciones acerca de tu vida y de tu realidad, quizás haya una de ellas que consideras irrefutable y fundamental, que sería la certeza de que, lo que tú eres, es una persona, un ser humano.

Y, sin embargo, por loco, extraño y contrario a las evidencias que has dado por buenas hasta ahora que parezca, el hecho es que no eres una persona.

Llevas tanto tiempo mirando desde ese vehículo, desde esa ventana, desde ese artilugio, que te has confundido con él, tomando la perspectiva por el todo.

Este libro es una invitación a ver lo que se es; a descubrir qué somos realmente; a investigar (si ese es nuestro deseo); a dejar que nuestra verdad emerja y poder sentir qué es eso que hay ahí.

En un viaje hacia eso que es la realidad final, la última y única verdad, los buscadores van al encuentro de indicadores que resuenen en ellos para poder perderse en el abismo, dando un salto al vacío, en un despojarse de todo lo falso, con un coraje que surge de su anhelo de verdad y les impulsa hacia atrás, hasta la raíz, hasta la fuente, hacia eso que es real y que siempre es ahora, donde la persona ya no estará, porque, de hecho, nunca fueron ella.

Es solo una historia. La breve historia de una búsqueda, de una inquietud, de una aventura, de un despertar.

Esto no puede ayudar a la persona porque estaría ayudando al personaje de ficción, que no eres, a mantener su impostura. Solo «Eso», que ya es lo único real que hay, puede reconocerse. Quizás algo, en algún momento, que no podrá ser otro distinto que ahora, nos pueda inspirar un reconocimiento de lo que somos y, entonces, tal vez, el buscador caerá y dejará ver aquello que estaba ocultando.

Un fuerte abrazo, buscadores.

 

Entender el libro, visión del autor:

Se trata de un libro sobre no dualidad, basado en filosofía hindú, sobre todo Advaita (que significa “no dos”). La no dualidad impregna toda la cultura y religión hindú, y durante el siglo XX se fue introduciendo con fuerza en occidente. Autores como Ramana Maharshi o Nisargadatta tuvieron una fuerte influencia en el siglo pasado en muchos buscadores de la verdad occidentales, filósofos, escritores, etc.

Actualmente se consideran autores occidentales no duales a personas como Richard Bach, Aldous Huxley, Alan Wats, Eckhart Tolle, Ken Wilber, Francis Lucille, Rupert Spira, Tony Parsons, Wayne Liquorman.

Otros anteriores como Friedrch Schelling, Hegel, Ralph Waldo Emerson, Friedrich Nietzsche, Bertrand Rusell, Bardley, Witehead, Wittgenstein, etc.

Otras doctrinas relacionadas, aunque no iguales, pueden ser el budismo, el zen, el shivaísmo de cachemira, el taoísmo, etc.

El enfoque del libro consiste en profundizar en la filosofía no dual, pero desde el punto de vista de los buscadores espirituales interesados en esta línea. Existe todo un submundo de los que se denominan “buscadores”. Hay cientos de páginas web, publicaciones, encuentros, charlas, retiros, a los que acude un creciente número de personas atraídos por esta doctrina. Se trata de gente muy normal, procedentes de ámbitos culturales y sociales muy diversos, algunos creyentes, otros agnósticos e incluso ateos, que sin embargo tienen en común la búsqueda de la verdad y de la realidad final.

La perspectiva filosófica o religiosa no dual mantiene que no hay una distinción fundamental entre conciencia, mente y materia, y que el mundo fenomenológico es parecido a una ilusión en cuanto a que no es permanente o sustancial, y oculta de alguna forma la verdadera realidad final, que es la Consciencia. La verdadera condición o naturaleza de la realidad sería no dual, y las dicotomías serían irreales o conveniencias imprecisas.

Lo original de este libro es su estructura.

Antes de cada capítulo aparecen unas reflexiones poéticas que no se sabe quién las hace hasta el final del libro. Al final se descubre que las hace un personaje del libro que alcanza la iluminación. Detrás de cada una de estas reflexiones aparece un capítulo en el que ya se va desarrollando la historia de todos los personajes. Son personajes contemporáneos, en principio inconexos entre sí, y cuyas vidas confluirán finalmente. La forma de enlazar sus vidas es original y engancha al lector, con saltos temporales, conexiones misteriosas, etc.

Tratar el tema de la no dualidad en una novela es también una forma original de hacerlo, pues normalmente los autores tratan sobre ella en ensayos filosóficos. La perspectiva del libro es hacerlo de una forma desenfadada, con personajes muy cotidianos y variopintos, contemporáneos, que sin embargo llevan todos dentro el impulso de la búsqueda de respuestas a las preguntas mas fundamentales, como quiénes somos, el por qué de la vida, qué es lo real, etc.