Ruta de Sección: Inicio > Entrevistas > Una luz para sí misma

Artículos - Rajini Menon

Una luz para sí misma

Una entrevista con Rajini Menon

por Suma Varughese live positive, Abril 2015

Suma Varughese se reune con Rajini Menon, una jnani de 47 años, que una buena noche descubrió la iluminación, sin ningún conocimiento previo de espiritualidad.

Rajini Menon
Rajini Menon

Cuando el libro, Face to Face with Reality (Cara a Cara con la Realidad), aterrizó en mi escritorio, me intrigó la autora, la historia de Rajini Menon. Sin haber tenido ninguna exposición a la espiritualidad o a un gurú, ella alcanzó la autorrealización el 18 de julio de 2008. Como ella lo describe, fue un momento en el que sentía un dolor intenso, estaba soportando una terrible situación en la que se había visto implicada desde el año 2000. (Se niega a dar detalles sobre la naturaleza de la circunstancia, porque no quiere retratar a nadie bajo una luz poco halagüeña, pero después de darme su confianza, puedo testificar que se trataba de una situación angustiosa.) Al momento siguiente, mientras cerraba sus ojos, su atención se dirigió al centro de su corazón y un solo pensamiento surgió, "Yo soy este atma, sin nombre ni forma". Después de eso, los últimos rastros de la mente se disolvieron, y entró en una inmensa expansión de silencio. La dicha surgió espontáneamente y una sensación de ligereza, como si estuviera flotando.

Sin embargo, una investigación más profunda revela que su iluminación no fue un golpe de suerte (¿lo es alguna vez?). Desde que era una niña de ocho o nueve años, se involucraría en un proceso que ella llama una vida recta. Cada noche, mientras estaba en la cama, repasaba sus pensamientos, palabras y hechos, y se entrenaba para hacer mejor las cosas cada vez que se equivocaba, y se felicitaba cada vez que lo hacía bien. Evidentemente su sadguru interior había despertado y la guiaba para vivir solo de acuerdo con su voz interior o consciencia. Es asombroso imaginar que una niña de nueve años pudiera ser capaz de este nivel de conciencia y fuerza interior, pero claramente Rajini no era un mortal común.

Me reuní con Rajini el diciembre pasado, durante unas vacaciones en Kerala. En persona, tiene una figura alta, imponente, con el cabello que casi le llega hasta el tobillo. Iba muy bien vestida, con un sari ocre. Su sonrisa era cálida y acogedora, y hablaba lenta y calmadamente. Pasamos casi cuatro horas juntas, y después de un delicioso almuerzo, ella fue muy amable al llevarme de vuelta a casa. Extractos de la entrevista:

¿Quisieras compartir un poco sobre tu viaje?

No hubo ningún viaje como tal. No tenía ni idea de que hubiera algo como la autorrealización. Solo estaba la vida. Y lo que era especial en la vida era que existía una vida justa o recta, lo que definitivamente no es fácil. Un día me encontré en el punto que la gente llama la autorrealización.

¿A qué te refieres con "vida justa o recta"?

Una vida recta significa escuchar tu voz interior. Tu conciencia. Siempre podemos escuchar la voz interior, incluso siendo niños.

¿Quieres darme algunos ejemplos de una vida recta?

Se remonta a mi infancia, desde que estaba en tercer grado de primaria. Después de que me mandaban a la cama, me gustaba revisar todo mi día. Me llevaba las manos a los oídos si había hecho algo mal, y me felicitaba cuando hacía las cosas bien. Me corregía a mí misma. De acuerdo, esa chica tiró mi borrador. Pero, ¿por qué cogí yo el suyo y lo tiré? Lo que ella hizo estuvo mal, pero yo debía de haber hecho lo que era correcto desde mi punto de vista. Entonces quizás la próxima vez, no tiraría su borrador, pero pensaría mal acerca de ella. Así que me diría a mí misma: está bien que no hayas tirado su borrador, pero no pensaste correctamente.

Es increíble ser tan consciente a esa edad tan temprana. ¿Es que tus padres te dieron sólidos valores?

Sí, me enseñaron muchos buenos valores. Pero también me preguntaban a veces, ¿de dónde has sacado todo esto? Una vez fuimos yo, mi hermano, mi hermana y mis padres a un templo. Después de regresar, mi padre me puso en su regazo y me preguntó, "¿Qué le pediste a Dios?" Le dije, "Dame buenos pensamientos y la fortaleza para actuar de acuerdo con ellos". Estaba asombrado. Yo estaba entonces en sexto grado de primaria. Él preguntó, "¿Quién te enseñó todo esto?"

¿Cuáles son algunas de las circunstancias que surgieron a partir de la vida recta?

Cuando salí de la escuela, la vida recta se había vuelto algo espontáneo en mí. Mi padre tenía un trabajo transferible y yo estaba en Delhi cursando el onceavo grado. Había ingresado en mi nueva escuela cuando contraje dengue y tuve que ausentarme por una semana. Ninguna de las chicas, por órdenes de su líder, debía prestarme sus notas a mi regreso. Esas cosas no me afectaban en lo absoluto. Poco después, esta líder también cayó enferma de dengue. Tomé mis notas, se las llevé y le dije, "En caso de que no las entiendas, puedes preguntarme, y si no quieres mis notas, entonces puedes pedírselas a alguien más". Tuve suerte de que las aceptara. Y luego se convirtió en mi mejor amiga, incluso en la universidad.

En el trabajo, había una persona cuya vida era difícil y por lo tanto perdía la paciencia fácilmente. Solía vociferar y gritarme. Yo no decía nada. Después de mi transformación, un día, fui hacia esa persona y le dije, "Cualquier cosa que usted diga o haga, yo simplemente nunca haré nada en su contra. De hecho, rezaré por usted y por su familia también. Si le replico a usted, las consecuencias de algunas de sus acciones se anularán hasta cierto punto, pero como no lo hago, el impacto caerá completamente sobre usted. También rezo para que nada malo le suceda porque el curso de la naturaleza cobrará su precio". Después de unos seis meses, de repente me di cuenta que esa persona había cambiado por completo hacia mí. No totalmente hacia los demás, sino hacia mí. Hace ya tres o cuatro años desde entonces, pero el cambio aún está ahí.

Si haces lo correcto, independientemente de lo que hagan los demás, la mente se detiene. Si trabajas en una oficina y uno o dos están haciendo algo en tu contra, siempre te sentirás tenso. No puedes dormir. Pero si tienes la política de pensar, hablar y hacer sólo lo que esté de acuerdo con tu voz interior, sin importar lo que los demás hagan o dejen de hacer, entonces, ¿qué importa lo que hagan los demás? Duermes bien. Y los pensamientos disminuyen.

¿Cómo ocurrió tu transformación?

Esa noche en particular estaba tan perturbada que entré en mi habitación, cerré los ojos y me senté allí. Fue entonces cuando todo se desprendió de mí. El único pensamiento que vino a mí fue que yo era el alma y mi atención se dirigió a la región del corazón espontáneamente. En una fracción de segundo más o menos, sentí que estaba flotando ― una sensación muy ligera. Y dicha. ¡Y una expansión infinita! Siguió así durante horas, pero el cambio fue instantáneo. No había preguntas. Una mente sin preguntas es tan pacífica. Como si todo fuera conocido para mí. Como si estuviera viendo todo a través de un cristal completamente limpio.

Después de este momento de transformación, todo cambió. Me sentía como un gran rey andando por ahí ― como si todo estuviera bajo mi control. No hubo cambios externos, mis circunstancias eran las mismas, pero por dentro se produjo un cambio radical. Caminaba por la calle con mi no-mente; trabajaba en la cocina con mi no-mente. No venían pensamientos. En la oficina, sólo cuando era necesario pensar, como cuando tramitaba algún expediente, entonces pensaba. Por otra parte, también había sufrido de muchos problemas físicos durante quizás un par de años atrás, pero todos desaparecieron de la noche a la mañana para nunca volver.

En la no-mente, el alcance de lo que ves se amplía considerablemente. Camino por ahí, y veo absolutamente todo; al mismo tiempo, sin mirar nada. Antes, cuando caminaba por la calle, miraba cada escaparate, me sentía atraída por tantas cosas. Con la no-mente, nada me atrae. Y tengo tanta energía. Nunca estoy cansada. Todas las noches, tomo una sábana ligera, la extiendo en el suelo con una almohada delgada y me acuesto en shavasana, cierro mis ojos y descanso allí totalmente consciente sin ningún pensamiento. Puedo oír incluso caer un alfiler. Y es más energizante que incluso el sueño profundo. Porque, no hay actividad mental que drene la energía.

Cuando el cuerpo está relajado físicamente, puedo acostarme toda la noche totalmente consciente sin que el cuerpo ni la mente se muevan ni tan siquiera un poco. De lo contrario, llega el sueño en algún momento, dependiendo de lo cansado que esté el cuerpo.

¿Podrías aclarar un poco más cómo fue tu transformación interior?

La transformación, aunque fue de la noche a la mañana, nunca fue un proceso repentino. En clases de química hacemos los experimentos de valoración de ácido-base. La última gota de la pipeta cambia el color de la solución en el vaso de precipitación. Pero, ¿acaso no fueron significativas las gotas anteriores? Del mismo modo, una vida justa durante toda una vida me purificó y permitió la transformación de la noche a la mañana.

En el año 2000, mi vida se vino abajo. Después de eso padecí un dolor intenso, que incluso terminó en depresión. Por supuesto, nadie lo notaba. Siempre estaba bien vestida y alegre. Pero mi historia interior no era así. Esa agonía continuó hasta el momento en que ocurrió el cambio en 2008. El único pensamiento que surgió cuando salí de eso fue, tengo que compartir esto con todo el mundo. Todos están afligidos. Es algo tan simple. Sólo tienes que detener los pensamientos.

Y tan difícil...

Yo no lo sabía. Cuando esto sucedió, simplemente me di cuenta de que era capaz de detener mis pensamientos como y cuando lo deseara. Cuando la gente me comenzó a preguntar cómo lo hacía, fue cuando me di cuenta que era difícil para los demás.

Solo un par de meses antes de la transformación, para hacer frente a mi intolerable estado, solía dejar fuera a Rajini. Decía, "le pido a Rajini que dé media vuelta y se quede allí" y le daba una patada. Entonces dejaba que lo Divino se hiciera cargo de todo. Yo asocio lo Divino con muchas cosas, como un río o un árbol. Cualquiera que vaya a él, el río ofrece agua, el árbol ofrece sombra, sin discriminar. De manera similar, la deidad en un templo tiene sus manos en abhaya mudra. Si un ladrón se acercaba y se ponía frente a la deidad, la deidad no escondía sus manos detrás. Lo Divino puede hacer cualquier cosa. Es solo Rajini quien no puede. Entonces, ¿para qué tenerla aquí? Antes, Rajini hacía todo lo que la conciencia interior le pidiera que hiciera; pero cuando Rajini no era capaz de hacerlo, como cuando las situaciones se ponían cada vez más difíciles para ella, me libraba de Rajini y dejaba que lo Divino se hiciera cargo.

¿Qué planeas hacer ahora?

Siento que lo único que vale la pena para mí es guiar a los buscadores sinceros. Es lo que me da la mayor satisfacción. Sin embargo, hay pocos buscadores sinceros. Janaka dijo después de haber sido iluminado por Ashtavakra. "¿Por qué no hay más Ashtavakras?" Ashtavakra dijo, "La escasez no es de Ashtavakras, sino de Janakas". En todos estos años, he entendido eso. Yo solía pensar que incluso si un elefante desquiciado se precipitara hacia mí, respondería las preguntas de un aspirante espiritual. Pero hay pocos buscadores verdaderos.

¿Todavía estás en un estado de no-mente?

Sí, una vez que se alcanza un estado de no-mente permanente, es para siempre. Más bien, cuando la mente se desvanece, la no-mente ocurre (risas). De hecho, la mente se desvanece permanentemente y el "estado de no-mente" no te abandona incluso mientras estás involucrado en actividades.