Ruta de Sección: Inicio > Entrevistas > Tony Parsons - El Secreto Abierto (1)

Artículos - Tony Parsons

Tony Parsons - El Secreto Abierto
(Parte 1 de 2)

Entrevista con Iain McNay Conscious TV
Tony Parsons y Ian McNay

Iain: Desde que iniciamos Conscious TV hace unos meses, el invitado más solicitado en la sección Consciousness (Consciencia) es Tony Parsons, y tenemos mucha suerte de contar con Tony esta mañana. Buenos días, Tony.

Tony: Hola.

Iain: Vamos a hablar un poco sobre tu vida y obra, y veamos qué pasa, veamos a dónde nos lleva. Tenemos un espacio disponible de cuarenta y cinco minutos. Así que voy a comenzar, Tony, preguntándote un poco sobre tu infancia. He sabido, cuando estaba leyendo The Open Secret (1) anoche, que decías que cuando eras un niño, creo que cuando tenías tres años, sentiste como... un sentido de unidad, pero luego desapareció.

Tony: Sí, es lo que le sucede a la mayoría de las personas, inicialmente, en lo que se refiere a esta percepción. Para un niño pequeño, un bebé, en realidad, solo hay ser, no hay ningún sentido de identidad en absoluto. Y entonces lo que sucede con la mayoría de la gente es que ese ser, que no se identifica con nada, de repente reconoce otra identidad. Así que de pronto una identidad ―digamos, la madre― aparece. E inmediatamente que la madre aparece, surge la repentina sensación de que hay alguien aquí.

Iain: Entonces es como si la separación emergiera de alguna manera.

Tony: Es el comienzo de la separación.

Iain: Sí.

Tony: No es un pensamiento ― es solo una repentina sensación de que ahora hay alguien más en este ser, en esta totalidad. Y cuando hay alguien más en esta totalidad, de repente hay alguien aquí, y esta es la primera identificación. Y eso es el comienzo de lo que llamo el sueño de la individualidad, donde esa identificación tiene lugar. Y luego hay una contracción repentina de energía que hace que el niño piense que vive en un cuerpo y que todo lo que sucede fuera de él es otra cosa. De modo que a partir de entonces hay separación, y al haber separación, hay de nuevo una búsqueda de la totalidad.

Iain: Así que tratamos de encontrar lo que teníamos y que de alguna manera perdimos.

Tony: Bueno, en realidad no lo tenías; nadie tiene la totalidad, solo hay totalidad...

Iain: Entiendo, sí.

Tony: ...y lo que parece suceder es que, de una manera u otra, hay un sentido de separación de la totalidad, y crecemos en un mundo lleno de individuos que al final se sienten separados de la totalidad.

Iain: Y en esto, en todo esto, aunque no estamos necesariamente conscientes de ello, hay una sensación de que esto no es todo...

Tony: Absolutamente.

Iain: ...y es ahí donde comienza la búsqueda.

Tony: Absolutamente.

Iain: Sí.

Tony: Hay una sensación de haber perdido algo y que el individuo tiene que encontrarlo. Y ese es el malentendido.

Iain: Sí. Pero en realidad uno recuerda eso, ese momento cuando se tenía dos o tres años, hasta cierto punto, y eso es genial porque de alguna manera es un punto de referencia que tal vez podría serte útil.

Tony: Ciertamente puedo recordarlo, en realidad no como a los tres años, sino ya mayor de los siete años, cuando entonces era una persona. Todavía sentía que todo lo que pasaba era de alguna manera algo distinto a que yo estuviera separado. Había algo implícito en todo, que me invitaba a ver que no había ninguna separación. Era solo una sensación; no podía en ese entonces conceptualizarlo como ahora lo hago. Pero ciertamente había una sensación de que, si había un dios (y por supuesto, cuando eres un niño pequeño, crees que hay un dios) si había un dios y él me amaba, entonces él me estaría hablando en todas las formas posibles ― en todos los sentidos: a través de mi cuerpo, a través de todo lo que había ahí afuera. Era solo una idea, era solo una sensación de algo.

Iain: Correcto. Y sé, por lo que leí, que de adolescente investigaste en el cristianismo...

Tony: Sí.

Iain: ...y te sentiste atraído por eso un tiempo.

Tony: Sí, ciertamente fui un buscador como todos los demás. Así que consideraba el cristianismo como una posible... ¡uf! ...respuesta de lo que estaba buscando, y pasé bastante tiempo considerando esa posibilidad. Y luego lo descarté porque, para mí decía que, de una u otra manera, tenía que hacerme digno para ser completo.

Iain: Había todo un bagaje unido en eso.

Tony: Sí, había todo un bagaje, lecciones y enseñanzas sobre cómo debería ser digno para convertirme en todo, o volverme completo.

Iain: Sí.

Tony: Al final eso no llegaba a resonar en mí, simplemente no significaba nada. Entonces miré hacia otro lado.

Iain: ¿Qué otras cosas encontraste?

Tony: Gurdjieff, Osho...

Iain: ¿Esto sucedió todavía en tu adolescencia o más adelante?

Tony: Bueno, Osho fue después... Investigué a Gurdjieff, Ouspensky, a todos ellos...

Iain: Sí.

Tony: Buscaba por aquí y por allá... varias ideas diferentes sobre esto...

Iain: Sí.

Tony: ...y más tarde, dejé mi vida, mi vida anterior, y fui a la comuna de Osho y pasé unos tres años. Pero cerca del final de esos tres años vi que, en cierto modo, aún había una lista, una prescripción sobre cómo llegar de aquí hacia allá.

Iain: Sí.

Tony: Ya sabes, ve a terapia, medita; todas las cosas que el querido Osho, que Dios lo bendiga, en cierta forma recomendaba. Así que de nuevo, yo sabía... Había algo en eso que simplemente no me llenaba.

Iain: Así que más o menos a los veintiún años... creo que leí en algún lugar que un día estabas paseando por un parque en Balham, al sur de Londres, y le dijiste algo a Dios: "Muéstrame tu rostro..."

Tony: Bueno, hubo... sí... hubo esa intensidad, en algún lugar, en mí, y... estaba caminando por un parque y, aunque en ese momento pensé que yo lo estaba haciendo (el caminar), de hecho hubo un reconocimiento de que cada paso era único y diferente y que nunca estaría allí de nuevo. Todo eso vino a mí ― yo no lo estaba haciendo; sólo había una idea o una sensación de que todo era totalmente nuevo y único. Y de repente, yo ya no estaba ahí. Así que estaba Tony Parsons ― y de repente no había nada. No había ningún Tony Parsons ― no había nada. No había experiencia de ello, no había experimentador, no había nada. ¡Pum!

Iain: Sí.

Tony: O amor absoluto, ¡si quieres!.... [risas] Y luego salí de eso y seguí siendo un buscador, todavía estaba buscando, y lo que ahora quería era eso [esa experiencia].

Iain: Querías volver a esa sensación.

Tony: Quería volver a eso y, aunque no podía conocerlo, continué, de varias maneras, intentando recordar o entender eso que no puede ser comprendido o capturado.

Iain: Así que fue como un punto de referencia de alguna manera, ¿no es así?

Tony: No sé nada acerca de un punto de referencia, creo que mucha gente tiene vislumbres de unidad, por decirlo de alguna manera, o de totalidad, y entonces hay algo que se reconoce ahí. Cuando alguien sale de ahí, entonces cree que puede reclamar ese evento y apropiarse de él.

Iain: Sí.

Tony: También intenté hacer eso. Y luego bastante después, lo que realmente sucedió fue que había un buscador individual... buscando eso ― y entonces de repente [pausa] ya no estaba.

Iain: Sí.

Tony: Había terminado, no había buscador individual. Y lo que surgió de eso fue The Open Secret (El Secreto Abierto). Y también, tengo que decir, la realización de que toda la idea de que hay algo llamado un buscador espiritual que tiene que encontrar algo más llamado iluminación es totalmente descabellada.

Iain: ¿Y cómo sucedió esta realización? ¿Cuáles fueron las circunstancias? ¿Buscaste con una mayor intensidad que de costumbre?

Tony: No, la circunstancia fue que yo ya no era nada, no había individuo. Lo que llamo liberación sucedió. Y cuando ocurrió esa liberación, que fue el final de que hubiera alguien ahí, el buscador individual simplemente se derrumbó. Y no quedó nada más. Podemos hablar de eso en un minuto...

Iain: Pero lo que más me interesa es, como individuo, primero, ¿buscaste de forma particularmente intensa para encontrar algo? ¿O fue algo así como... algunas personas dicen que se rinden y algo sucede? ¿Qué pasó contigo como individuo?

Tony: Ok, como individuo, alrededor de un año antes de que esto sucediera, escribí un libro grande y grueso que nunca publiqué, que estaba lleno de recomendaciones y prescripciones.

Iain: Ok.

Tony: Realmente hablaba en el mismo lenguaje. "Soy un individuo y tal vez pueda encontrar esto y quizás tú puedas encontrar aquello..." Y entonces me di cuenta de repente, como con lo de Osho y lo del cristianismo, que todo era ridículo. No era eso, eso no era eso, esa no era la respuesta. ¡Así que tiré el libro y fui a jugar golf! [risas] No tenía sentido, ya sabes, no tenía ningún sentido que lo que yo creía que podía ser buscado pudiera ser encontrado por mí.

Iain: Sí.

Tony: Entonces, de repente, en medio de la noche me llegó una idea y corrí escaleras abajo, y una frase pareció ser escrita por nadie.

Iain: ¿Y qué escribió nadie? ¿Cuáles fueron esas frases?

Tony: Están en la página cuatro de El Secreto Abierto, es un párrafo... Pero era la base de El Secreto Abierto y, por supuesto, fue una comunicación que provino de nadie.

Iain: Bien.

Tony: Así que, El Secreto Abierto... Yo no escribí El Secreto Abierto... Yo no doy charlas ― eso es simplemente lo que está sucediendo. No hay nadie sentado aquí ― esto es lo que está sucediendo.

Iain: Esto es muy difícil de entender.

Tony: No es difícil, no es complicado ― es imposible. En lo que respecta al individuo, no hay manera de que el individuo pueda siquiera concebir la idea de que no hay individualidad. Es imposible. No puede suceder porque la naturaleza de la individualidad es la separación y la búsqueda. Así que siempre sigue adelante, siempre está en movimiento, buscando algo ― ¿qué sigue?, ¿qué es lo siguiente?, ¿a dónde puedo llegar? Pero de lo que no se ha dado cuenta el individuo es que nunca se ha perdido nada. El dilema para el individuo no es que el individuo no pueda obtener lo que quiere ― el dilema es la aparente individualidad.

Iain: [asintiendo] Ok.

Tony: Este mensaje es una verdadera revolución, completamente diferente a la idea normalmente aceptada y rara vez cuestionada de que "Yo puedo encontrar la realización"

Iain: Bueno, así es... y... es difícil. Yo utilizo la palabra "difícil" ― tú la palabra "imposible". Debido a que los miembros más inteligentes de la raza humana notan que hay algo que falta, se dan cuenta de que algo no está del todo bien, y todos pasamos por eso, ya sabes... Creo que hacemos lo mismo ― tienes éxito en un negocio, ganas algo de dinero, tienes una relación, tal vez algunas personas tengan hijos... Y sin embargo, pase lo que pase, después de un tiempo, sigue ahí ese sentimiento. "Esto no es". Y algunas personas intentan, y... Bueno, beben demasiado o lo que sea, y lo esconden (ese sentimiento) bajo la alfombra. Otras personas que pueden ser un poco más, diría inteligentes, y...

Tony: ...así parece, sí.

Iain: ...sí, si piensan, "Bueno, esto no está bien, voy a hacer algo al respecto". Porque nuestra sociedad es muy de "hacer"...

Tony: ¡Mmm!

Iain: ...y hay este gran dilema de que en cierto modo somos "inteligentes" y sin embargo esto no funciona.

Tony: No, por supuesto que no funciona, porque se está tratando de hacer algo y llegar a algo.

Iain: Sí.

Tony: Lo que El Secreto Abierto está diciendo es que no hay a dónde ir y, por supuesto, lo más importante, que no hay nadie para llegar ahí. Toda la idea de que hay libre albedrío individual es totalmente expuesta como una falacia.

Iain: Sí.

Tony: Pero es el mensaje más difícil de todos. En mi actual página de inicio, en mi sitio web, no hay nada que vender. No hay nada para el individuo. Hasta diría que al individuo no le interesa esto, porque al individuo le aterra su propia ausencia.

Iain: Pero algo pasa alrededor tuyo, porque hemos tenido a otras personas en Conscious TV y también he hablado con otras fuera de aquí y dijeron lo mismo. Van a tus reuniones y algunos de ellos se van y algo parece haber sucedido realmente. Y algunos incluso dicen, "Bueno, fui a una reunión con Tony y nunca salí de la reunión". Es lo que dicen, y pienso, "Bueno, no es solo una persona, son varias...".

Tony: Ah sí, pasa mucho. Verás, realmente se expone constante y contundentemente la ilusión del individuo separado y el dilema de su imposibilidad. Lo que ocurre es una resonancia. No es algo conceptual; este mensaje no gira en torno a palabras o ideas. Algo resuena, algo es recordado. Lo que se recuerda es el ser, este prodigio de cuando éramos niños.

Iain: Sí.

Tony: Y así lo que desaparece es la sensación de algo que parece estar separado.

Iain: Bueno, déjame intentarlo.

Tony: [risas]

Iain: Probablemente digas que no, pero...

Tony: [risas]

Iain: ...Pero, ¿es posible que algo esté vibrando en ti, algo latente está vibrando en otra persona y hay algo que se activa?

Tony: Sí, de acuerdo, pero no está en mí. El poder que tienen las reuniones es que no hay nadie allí, en cierto sentido, por lo tanto no hay nadie con la intención de avivar las necesidades de los buscadores, ni de ofrecerles respuestas, ni tratar de modificar sus sistemas de creencias. Estas reuniones tienen que ver más con una energía contraída descubriendo su naturaleza ilimitada.

Iain: Naturaleza ilimitada.

Tony: Entonces, la energía contraída de la individualidad, que se expresa totalmente en el cuerpo, no es solo una idea, o un pensamiento, o una creencia. La individualidad y la separación son un sentido de restricción completamente adherido al cuerpo. La gente entra a la sala y hay una sensación de ¡womp!

Iain: ¿Y este "womp" es algo que está ahí? ¿Dónde sucede el "womp"?

Tony: No, no, no. Esta energía no tiene que ver con nadie, es absolutamente impersonal.

Iain: Es solo... tengo que utilizar estas palabras ― como tú, no tengo otra forma de abordar esto... Para ti es normal que el "womp" siempre esté ahí...?

Tony: Sí, ya está ahí, en cierto sentido. Todo es nuevo, todo es ilimitado ya. A menudo hay una gran inspiración en la sala. Y hay gente nueva que llega y se va y lo odia, porque estoy sugiriendo que no tiene libre albedrío, pero una gran parte de la audiencia se siente inspirada. "¡Guau!" es asombroso. [Ambos se ríen] ¡Es precioso, simplemente precioso!

Iain: Entonces, ¿qué te parece ahora todo esto de Osho?

Tony: Oh, en lo que a mí respecta ahora, hay dos formas completamente diferentes de verlo... hay dos comunicaciones totalmente diferentes, en realidad. La comunicación clásica normal es que hay un individuo que está separado y el individuo puede encontrar lo que busca, por ejemplo la iluminación, la liberación, lo que sea, el reino de los cielos si quieres. Y eso está completamente divorciado de lo que se dice en El Secreto Abierto. Y no solo El Secreto Abierto, hay otras personas, muy pocas, que están comunicando este mensaje revolucionario de que, en realidad, no hay nadie, no hay ningún individuo, y que no hay nada que se pueda hacer.

Iain: Sí.

Tony: No dice que no puedes hacer nada, porque eso implicaría que hay un "tú" ahí que no puede hacer nada. Está diciendo que no hay nada que se deba hacer, porque todo ya es pleno. Pero eso es en gran medida conceptual. Quiero decir, algunas personas dicen, "Oh, el 'yo' es solo un pensamiento, o la separación es solo una creencia así que, si ves a través de ella, entonces desaparecerá". Eso es hablar del síntoma, de la idea de estar separado, como el síntoma de estar separado. Pero estar separado es en realidad un sentimiento impreso en el cuerpo que hace que la gente deseé, quiera, algo más. Es un anhelo, es una sensación de pérdida. Entonces, es un sentimiento muy enérgico y en alguna parte, de alguna manera, la gente viene y simplemente explota.

Iain: Y la explosión ― ¿es eso el inicio de algo, o el fin de algo? ¿Cómo lo...?

Tony: Se trata de la pérdida de un constructo artificial. La energía de la ilimitación está ahí, en la reunión, pero lo interesante es que, muy a menudo, esa explosión se da posteriormente.

Iain: Así que regresan a su entorno normal y algo pasa.

Tony: Hablamos con muchas personas a las que esto le está sucediendo y, con frecuencia, es después de la reunión. Richard, sentado en un tren en la estación de Charing Cross...

Iain: Richard Sylvester, sí.

Tony: ...justo después de una reunión. Es extraño, no sé, pero puede suceder en una reunión. Y la otra cosa que sucede en una reunión es que hay muchas risas, una enorme cantidad de risas a causa de lo extraño que esto resulta ahora. La gente se ríe de sí misma [al verse] persiguiendo algo por años, meditando y abriendo sus chakras y perdonando a su madre.

Iain: Sí, bueno, es casi como un aprendizaje, en cierto modo, para mucha gente. Intentamos todas estas cosas... Y nos damos cuenta que nada funciona, pero de alguna manera necesitamos probarlo.

Tony: Ciertamente es lo que sucede. No creo que nadie tenga que intentar nada, en otro sentido, pero es lo que parece suceder. Eso sí, tengo que decir que sé, y quizás también tú lo sepas, que hay otros que nunca buscan y les sucede esto.

Iain: Este hombre John Wren-Lewis, que es inglés ― murió recientemente. Estaba viviendo en Australia...

Tony: Mmm...

Iain: ...estaba haciendo una investigación, algo le sucedió, no era un buscador y él... mmm... básicamente tomó un dulce envenenado en un autobús en Tailandia. Quedó inconsciente, lo llevaron al hospital, casi muerto, y cuando despertó su vida fue completamente diferente. Leí en Internet que investigó con algunas personas a las que les había pasado algo similar; y encontró que el setenta y cinco por ciento de esa gente no había hecho nada, como él. Simplemente sucedió.

Tony: Sí. Teníamos un amigo dueño de un bar en Irlanda ―fuimos a Dublín― él no tenía otro interés más que el de volar en el aire, y él iba caminando un día y de repente todo había terminado... Y desapareció y solo había todo...

Iain: Sí.

Tony: ...y se puso en contacto con un médico que le dijo, "¡Oh, eso es budismo!" (risas) y después se fue a...

Iain: ¿En serio, dijo eso el doctor?

Tony: ¡Sí! Bueno, estuvo muy bien en cierto modo, porque es lo más que pudo aproximarse. Y después fue a una reunión budista y no, no era eso, y fue con algunos otros... y resulta que se enteró de que yo estaba en Dublín y vino y se sentó a escuchar y... "¡Es esto!"

Iain: Sí.

Tony: ¡Pum! Pero él nunca tuvo este interés antes.

Iain: ¿Sabes?, este tipo de cosas, en lo personal, realmente me fascinan, y una de las últimas entrevistas que hice hace algunos días para Conscious TV fue a un hombre llamado Benjamin Zephaniah.

Tony: Correcto.

Iain: Ahora es básicamente un poeta rastafari, una especie de poeta punk. Lo conocí en... ambos estuvimos participando en una organización llamada Prison Phoenix Trust, que ayuda a facilitar profesores de yoga y meditación para los prisioneros, y él es uno de los patrocinadores. Y me estaba contando la historia de su vida y dijo que se había criado en Birmingham y que era miembro de una pandilla. Llegó al punto en el que dormía con una pistola debajo de la almohada. Y una mañana se despertó y reflexionó: "Si hago esto un día más, terminaré muerto o en prisión".

Tony: Mmm...

Iain: Ya había estado en prisión alguna que otra vez... Así que simplemente lo dejó todo y se fue a Londres y comenzó a vivir de su poesía. No creo que necesariamente diría que "no había nadie ahí", ni tampoco que hubiera una realización, pero fue una especie de realización... Simplemente sucedió así. Despertó, toda su vida cambió. Y eso para mí es...

Tony: De acuerdo, como yo lo veo, él no lo hizo... ya me entiendes, no fue él quien tuvo la realización ― la realización sucedió, es solo el... [gesticulando]

Iain: Creo que tienes toda la razón. Es correcto. No es necesariamente el nivel de unidad, pero algo significativo sucedió; ocurrió en un momento ― solo despertó y... su vida fue otra. Y creo que esto está cada vez más disponible para la gente. Y supongo que de alguna manera tiene que haber algún elemento de coraje. ¿Es eso correcto o estoy...?

Tony: No, hasta donde sé, no es necesario que haya nada. No hay circunstancias que traigan esto y no hay ningún estado en el que tenga que encontrarse una persona. Puedes estar en una cueva en el Himalaya comiendo arroz o tirado en la calle totalmente borracho, y esto sucederá.

Iain: Sí.

Tony: ¡Porque no tiene nada que ver contigo! [risas]

Iain: Y no hay vuelta atrás ― es, como, final.

Tony: Oh, totalmente, totalmente final. La liberación, la así llamada liberación... no hay tal cosa, pero es una palabra que usamos. La liberación es el final de algo que jamás sucedió; es el fin de una ilusión. Y no puede regresar porque no hay nada a lo que se pueda regresar. Es el final.

Iain: Sí.