Ruta de Sección: Inicio > Entrevistas > Entrevista con Mooji (II)

Artículos - Mooji (2013-II)

Entrevista con Mooji (Parte 2 de 2)

Encontrando nuestro equilibrio espiritual

Entrevista realizada por Dirk Terpstra, fundador de Super Souls
Mooji

SS: Si creamos nuestra propia realidad, ¿cómo se explica el sufrimiento?

Mooji: Este es un tema muy debatido con diversos puntos de vista dependiendo de la cultura, sobre todo de la cultura espiritual, de la que procedes. Si quieres traer a colación los conceptos del karma y cosas por el estilo, llegará a ser un tema mucho más complejo y depende de qué manera queremos tratar esto. Si nos fijamos solamente en el marco de nuestra vida tal como la conocemos, parece que nuestra vida, nuestra situación, nuestra posición, el lugar en que nacimos, todas estas cosas se pueden percibir como que todo es sólo un accidente, que simplemente sucedió así. Uno puede tener una creencia muy fuerte de que para estar bien uno ha de estar materialmente acomodado, pero otro puede tener una perspectiva diferente, creyendo que estar bien significa tener muy pocas posesiones materiales, pero ser interiormente rico en espíritu, compasión, comprensión y sabiduría. Estas también se consideran que son formas de riqueza.

SS: Papaji destacó que la enseñanza por medio del silencio era más importante que la enseñanza a través de las palabras. ¿Cómo logra esto a través de sus propios Satsangs?

Mooji: Creo que uno tiene que ser lo suficientemente maduro como para aprender realmente por medio del silencio. Es muy difícil la participación a través del silencio y la quietud, sobre todo si venimos de una cultura en la que pensamos mucho y tenemos mucha confianza en el enfoque más cerebral a la vida, donde hay mucho razonamiento y un fuerte énfasis en la comprensión intelectual.

En nuestras reuniones de Satsang solemos sentarnos juntos sin sumergirnos inmediatamente en las interacciones verbales. Se está bien cuando nos sentamos sin hablar, y valoramos y disfrutamos de esto. De esta manera, el silencio sólo se presenta de una manera muy natural, la gente simplemente cae en quietud, en silencio — no tienen la sensación de que están aprendiendo algo, y tal vez esto es un sentimiento que no puedo explicar, pero es un experiencia muy poderosa y auspiciosa para ellos. Sin embargo, algunas personas que han venido al Satsang se han sentido muy incómodas con el silencio al principio. Cuando te encuentras en un ambiente donde hay mucha gente, puede parecer como que estar en silencio es una especie de juego extraño e incluso pretencioso.

A veces ofrecemos retiros de silencio. Las personas que nunca han asistido a uno quieren saber de qué se trata. Ellos preguntan: "¿Uno se sienta todo el día y no habla en absoluto?" No es así. Con el fin de crear un entorno de apoyo, sin las presiones habituales de nuestros hábitos sociales o mundanos, animamos a la gente a no participar en cualquier tipo de comunicación, para que cada participante pueda centrar su atención por completo en su ser interno. Incluso el lenguaje corporal y el contacto visual se desaconsejan, aunque algunos lo encuentran difícil o poco natural al principio, casi todos están contentos y agradecidos al final. En nuestros retiros de silencio, todos se mueven en silencio, incluso cuando comemos juntos.

Durante el Satsang principal, sin embargo, hay un espacio donde las personas pueden presentar sus preguntas, dudas, testimonios y observaciones. Inicialmente puede parecer muy extraño para algunas personas. Para otros, puede parecer como una gran novedad —estar con la gente y no hablar. Sin embargo, para la mayoría, esos retiros son como un gran regalo. Después de dos o tres días, la mayoría entran en un estado de silencio de forma muy natural. Algunas personas no pueden realmente sumergirse en él, pero la mayoría se sumergen en un silencio que no es un silencio retenido, sino un silencio verdadero, que es sinónimo de nuestra propia existencia y ser natural. Cuando empiezan a experimentar este campo de silencio, pueden encontrar sus respuestas con mayor facilidad y empezar a irradiar una energía suave y hermosa de pura presencia. Muchos de los participantes pasan el estado de liberación emocional a través de la risa y el llanto, y poco a poco descubren que hay una alegría natural y sin esfuerzo subyacente a todos los estados cambiantes. Después de esto, pasan a una fase en la que sólo hay un estado de neutralidad pura y profundo silencio, libre de la identidad del ego.

Esto es de lo que Papaji hablaba. En ese estado es muy fácil la comunicación, no sólo verbal, sino energética, y hay un cambio silencioso, una comunicación que es muy sutil y hermosa, y es sin conflicto porque es una comunión no conceptual.

SS: ¿Cuál es la energía del amor exactamente, y cómo podemos conectar con esta poderosa energía?

Mooji: No nos estamos conectando con el amor, somos amor, al igual que no estamos viviendo la vida, somos vida. El amor es nuestro ser esencial. El concepto de conectarse al amor sólo viene porque algo se siente desconectado del amor. Lo que se siente desconectado del amor es nuestra propia imagen, la idea que tenemos de lo que somos. Esta idea no es armoniosa, no es estable, por lo que desde el punto de vista de una persona, hay una necesidad de encontrar algo que sea estable.

Porque no hemos cuestionado lo que somos lo suficiente, la identidad personal parece prevalecer como una realidad. Tenemos un sentido intuitivo de que somos estables y plenos, y con este sentido viene un deseo de encontrar esa armonía y plenitud. Pero la persona no puede encontrarla, porque es un constructo psicológico. Incluso si la persona fuera capaz de encontrar algo que podría decirse que es estable y pleno, no sería capaz de apreciarlo de forma continua. La persona está siempre cambiando, siempre es inestable y es imposible que algo cambiante pueda encontrar y retener lo que es inmutable.

Estamos en un mundo en constante movimiento, pero en todo eso, hay un centro dentro de nosotros que es inmóvil —nuestro verdadero Ser. El fin último de toda auténtica búsqueda espiritual es descubrir esa quietud que está en el centro de todo movimiento. Tan pronto como lo reconocemos en nosotros mismos, entonces descubrimos lo que ES el amor. El amor no se perfecciona, el amor es lo que somos. Pero mientras mantengamos la idea de que sólo somos personas, individuos autónomos, entonces el juego de la lucha por encontrar y lograr parece muy real.

Mooji y Dirk
Dirk y Mooji

SS: ¿Alguna vez ha sentido el deseo de iniciar un Satsang para niños?

Mooji: He sido invitado a visitar escuelas y hablar con los niños, y termino contándoles historias que se basan en la comprensión de las cosas fundamentales de la vida. Los niños, como los adultos, disfrutan mucho de las historias, y es a través de estos cuentos sencillos que llegan a una importante visión, y una apreciación de lo que ya está bien en sí mismos. Contar historias es una manera maravillosa a través del cual los niños pueden captar las verdades esenciales. Pero esto vale para los adultos también.

Estoy muy abierto a que los niños participen en el Satsang. Algunos niños incluso han venido y presentado sus preguntas, que resultan ser preguntas muy maduras y sabias.

SS: ¿Qué cree usted que es lo más satisfactorio del trabajo que hace?

Mooji: [Mooji empieza a sonreír, cierra los ojos y repite lentamente mi pregunta.] La mayor satisfacción es escuchar a alguien que se está expresando de nuevo a través de su propio ver (ser) verdadero. Ver a las personas liberarse de sus ilusiones y de los conceptos que hemos heredado o que absorbemos en esta danza llamada vida, y volver a algo que es fundamental para todo ser humano.

Esto es lo que siento como alegría en mi corazón: que puedo mirar al ser humano, sin ningún sentimiento de culpa o vergüenza experimentando en cualquier caso —un verdadero encuentro. No necesito saber nada acerca de sus proyecciones pasadas o futuras, esperanzas y aspiraciones, o cuáles son sus creencias, porque sé lo que no puede no ser —la Verdad intemporal y perfecta. Y una alegría inunda mi corazón al saber y ser testigo de esto.

SS: Mooji, estamos muy agradecidos por la sabiduría que ha compartido con nosotros y que eres sin duda nuestra Super Soul (Súper Alma)!

Fuente: Super Souls (Publicado el 4 de noviembre de 2013)