Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Conociendo la inteligencia cósmica

Artículos - Paul Mulliner

Conociendo la inteligencia cósmica

por Paul Mullinermedium, 28 de marzo de 2017
Paul Mulliner 01

Hay "algo" profundo en todos nosotros que trasciende, va más allá, se extiende antes y después y es más grande que nuestra única vida humana en este mundo.

Necesitamos tener contacto, conectarnos con este gran "algo" y nutrirnos de él si queremos ser realmente felices.

Solo pensar en la posible existencia de "algo" más grande y profundo en nosotros que nuestra conciencia cotidiana habitual no sirve de nada.

Necesitamos enfocar la atención hacia adentro y prestar mucha atención a la presencia de este gran "algo" que estaba aquí antes de que naciéramos y que estará aquí después de nuestra muerte.

No hay palabras que puedan expresar claramente lo que es este gran "algo", pero llamémoslo inteligencia cósmica o consciencia cósmica.

A medida que enfocamos la atención hacia adentro, tomamos consciencia de esta inteligencia cósmica, o podríamos decir, se vuelve consciente de sí misma dentro de nosotros.

Al enfocar la atención hacia adentro y sintonizar la presencia de la inteligencia cósmica dentro de nosotros, podemos saber intuitivamente por nosotros mismos que este organismo-campo de consciencia cósmica está alterando vibracionalmente el tejido energético de sí mismo para hacerse visible, tangible y conocible como todos nosotros y todo lo que nos rodea.

El Universo visible está surgiendo en un flujo de emergencia continua, cuando la inteligencia cósmica, presente en todas partes en todo el espacio como un campo tridimensional, se transforma vibracionalmente en los cúmulos de fluctuaciones de energía que se nos aparecen como las estrellas, los árboles y los seres humanos de nuestro mundo

El gran beneficio que esta sintonización regular trae a nuestra vida diaria en el mundo es que podemos comenzar a desarrollar un acceso mucho más claro a la guía intuitiva que el organismo de inteligencia cósmica siempre nos ofrece.

Esta guía intuitiva a menudo aparece en nuestra vida como un repentino destello de inspiración o percepción y podemos estimular estos destellos de inspiración intuitiva para que ocurran más a menudo si nos sintonizamos regularmente con el campo.

También podemos comenzar a sentirnos más en casa en el Universo, nuestra conexión con la inteligencia cósmica vuelve a despertar una comprensión intuitiva de que somos seres cósmicos ― expresiones vibratorias, aparentemente materiales, generadas continuamente de un campo de inteligencia cósmica.

Momento a momento, el organismo-campo de inteligencia cósmica está estructurando vibracionalmente la energía cósmica en el flujo de ondas estacionarias de escala cuántica que interpretamos con nuestros sentidos como la bioquímica de células del cuerpo humano.

Los seres humanos están siendo generados en tiempo real por una transformación vibratoria de la energía-inteligencia cósmica en las células del cuerpo humano vivo.

Mientras estamos despiertos, nuestro cerebro humano procesa una corriente de datos de nuestros sentidos corporales de la vista, el oído y el tacto sazonando el campo de consciencia cósmica que existe dentro de nosotros y en todo el espacio en todas partes con la experiencia de estar dentro de nuestro único cuerpo humano.

Nuestra consciencia humana, en lugar de ser generada por el cerebro, está realmente presente en todo el Universo como un campo de consciencia cósmica primario e intrínseco con el que nuestro cerebro humano se sintoniza y participa.

Si prestamos atención dentro de nosotros mismos a este organismo de consciencia cósmica auto-consciente, podemos darnos cuenta intuitivamente de que es cognoscible como el único y mismo yo en todos, en todas partes, en el mismo momento.

Lo que somos dentro de nosotros mismos, el conocimiento consciente dentro de nosotros, existe simultáneamente en todas partes en todos nosotros y por todo el Universo.

Esta conciencia consciente, o consciencia, es un atributo o cualidad inherente del campo de la inteligencia cósmica que continuamente transforma la sustancia de sí misma en la bioquímica de nuestro cuerpo.

La consciencia cósmica se está volviendo más despierta de sí misma al experimentarse como estando viva dentro de billones de seres vivos en todo el Universo.

Prestando atención a este campo de consciencia dentro de nosotros nos ayuda a comenzar a disolver la sensación de separación de los demás que nuestro yo creado por el pensamiento trae a nuestra vida.

Nuestros pensamientos acerca de un "yo separado" pueden ser útiles cuando navegamos a través de las experiencias humanas habituales de relación y de estar en el mundo cotidiano.

Sin embargo, a veces, si no nos alimentamos lo suficiente con el contacto interno con nuestro ser más profundo, podemos perder contacto con la comprensión intuitiva de que nuestro yo más profundo es el mismo campo-yo en todos, en todas partes, en el mismo momento.

La transformación de la energía y la inteligencia cósmica en los cúmulos de fluctuaciones de energía que observamos como nuestra propia mano humana, está ocurriendo como un proceso continuamente emergente, un flujo continuo de emergencia de lo no visible a lo visible.

La inteligencia cósmica está generando, sincronizando y orquestando un gran número de reacciones químicas complejas dentro de cada uno de nuestros trillones de células corporales.

A pesar de la aparente materialidad persuasiva de nuestro cuerpo humano y nuestro entorno en el mundo, parece que todo lo material en realidad no es más que agrupaciones de fluctuaciones vibratorias en un campo de energía cósmica.

El mundo es inteligencia cósmica continuamente haciéndose visible.

Al saber esto por nosotros mismos, al sintonizarnos regularmente con el campo-inteligencia que nos está trayendo a la existencia, nos ayuda a vivir bien en el mundo.

Paul Mulliner es escritor y artista digital
Fuente: Medium