Ruta de Sección: Inicio > Extractos > ¿Qué es la no dualidad?

Extractos - Loch Kelly

¿Qué es la no dualidad?

por Loch Kelly Extraído de: salto a la libertad

El arte y la belleza de la práctica del dharma se van haciendo cada vez más sutiles y profundos conforme aprendemos la danza de las verdades absolutas y relativas [...] Al principio de empezar la práctica, estamos normalmente en el nivel convencional o relativo, el cual, cuando se practica bien, puede acabar por conducir a la comprensión del absoluto. Sin embargo, la etapa final, que es de lo que estamos hablando aquí, es la comprensión de la inseparabilidad de ambos niveles.

Tsoknyi Rinpoche
Loch Kelly

Dar el salto a la libertad no consiste en transcender la condición humana; es una expresión de la no dualidad, de la consciencia despierta sin forma que vive aquello que la expresa como formas diferentes de la consciencia humana. El objetivo del despertar es realizar nuestro pleno potencial como seres humanos. Conocer la experiencia de la no dualidad es esencial para vivir desde la consciencia abierta de corazón. Existen varias definiciones de la no dualidad. Tal como yo la entiendo, abarca dos niveles simultáneos de la realidad: el relativo y el absoluto. La realidad relativa es el modo en que aparecen las cosas ante nosotros en la vida diaria, la experiencia de patrones de energía diferentes y de formas que podemos observar con nuestros sentidos.

La realidad absoluta es consciencia extensa vacía. La consciencia extensa, en tanto que nivel absoluto de la realidad, es el fundamento subyacente de la realidad relativa. Desde la realidad absoluta no existen cosas aisladas o separadas. En el nivel relativo, un árbol es un objeto separado; ¡no intentes atravesarlo con un automóvil! Sin embargo, en el nivel absoluto un árbol no es una entidad separada. El árbol está hecho de células, de sustancias químicas, de átomos y de cuarks que son espacio vacío, más que otra cosa.

Algunas personas definen la no dualidad como la realidad absoluta exclusivamente, y consideran que la realidad relativa es una ilusión. Algunos utilizan la expresión no dualidad para referirse solamente a la vacuidad, mientras que otros la usan para referirse solamente a la consciencia despierta «pura». Estas dos definiciones ponen el acento en percibir desde más allá de la mente dualista. Sin embargo, si no se contempla incluir el pensamiento dualista, se habrá creado una nueva dualidad. Mi comprensión de la no dualidad es más próxima a lo que se describe en el Sutra del Corazón: «La forma es vacuidad y la vacuidad es forma».

Cuando damos el salto a la consciencia extensa, atemporal y carente de contenidos, estamos experimentando lo que podría llamarse no dualidad, porque no estamos operando desde la mente dualista. Sin embargo, esto no es la no dualidad, porque no incluye la realidad relativa. Algunas personas utilizan la expresión no dualidad para referirse a la unicidad, pero en sánscrito existen muchas palabras para designar la unicidad. La palabra advaita significa 'no dos' y se refiere a la paradoja de que los dos niveles de la realidad no están separados. Que los dos niveles de la realidad sean inseparables no quiere decir que se hayan reducido a uno solo; en lugar de eso, y paradójicamente, se experimentan como dos, como uno, como muchos, como vacío y como todo eso a la vez.

En el budismo, la no dualidad empieza con la distinción de que hay dos verdades, antes de ver que son simultáneas. Aquellos que adoptan solamente el punto de vista de la verdad relativa caen en las trampas del materialismo, el intelectualismo y el egocentrismo; aquellos que solo adoptan el punto de vista de la verdad absoluta caen en las trampas de nihilismo, el escapismo y el relativismo ético, el cual niega el mundo.

La no dualidad incluye simultáneamente la unicidad y la diversidad, la consciencia vacía y todas las apariencias. En lugar de ser lo opuesto a la dualidad, la no dualidad la incluye; de hecho, lo incluye todo. La no dualidad reconoce que no es posible describir conceptualmente la realidad. Intenta evitar los extremos del nihilismo (que dice que todo está vacío en realidad), del materialismo (que dice que la realidad relativa es el fundamento de la realidad) y del externalismo (que dice que la esencia o la unidad no experimentan cambios).

Nuestra mente pensante ordinaria, nuestros sentidos y nuestra identificación con el ego no pueden percibir la realidad absoluta; solamente pueden ver el mundo desde la realidad relativa. No podernos vivir en el mundo solamente desde la realidad absoluta. El despertar no cambia la realidad; lo que hace es cambiar nuestro punto de vista de manera que podamos percibir desde la realidad absoluta, la cual ya es inherente a la realidad relativa. Por eso, cuando uno se basa en la consciencia despierta puede conducir un automóvil sin estrellarse contra el árbol del que hablé antes.

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter