Ruta de Sección: Inicio > Extractos > ¿De la lluvia a la gota?

Extractos - U.G. Krishnamurti

¿De la lluvia a la gota?

por U.G. Krishnamurti De: the resolute truth (La verdad resuelta)
U.G. Krishnamurti

[...] Por una razón u otra quieren estar en paz con ustedes mismos. ¿Por qué no pueden estar en paz? Esa es la primera pregunta que les hago. ¿Por qué siempre tiene que ser mañana o pasado mañana? Lo mismo es verdad para su vecino y para el vecino de él; así es el mundo, ¿entienden? Cada individuo está buscando la certeza para sí mismo y por lo tanto no puede haber ninguna certeza en este mundo. No es que yo sea pesimista o cínico, pero esa es la realidad del mundo. ¡Lo que han probado hasta ahora no les ha beneficiado en nada!

Ese es mi punto de vista, entonces ¿por qué continúan esperando que de alguna manera u otra, quizás con la ayuda de alguien o a través de un milagro, podría ser posible que estén en paz? Esa es mi pregunta. Intentan cosas diferentes, hay tantos sistemas y técnicas ofrecidas por tanta gente, ¿no es así? Podrían muy bien todos ellos ser excelentes maestros y querer lo mejor para ustedes, pero nada en realidad les ha ayudado.

¿Qué está pasando? ¿PORQUE NO PONEN UN GRAN SIGNO DE INTERROGACIÓN AQUÍ? ¿Tal vez hay algo equivocado en ellos? Porque no siempre pueden culparse a ustedes mismos, castigarse y seguir sintiéndose miserables. ¡Tal vez sea todo el sistema, incluyendo los maestros, los que son responsables de que está fallando! Por lo menos dejen abierta la posibilidad de que hayan malentendido todo. Les digo: están equivocados, no son buenos, porque sus técnicas no funcionan. ¿Se han dado cuenta de eso?

Ustedes no están siendo honestos consigo mismos. Pueden ser deshonestos en este mundo, eso quizás les ofrezca algunas pequeñas ventajas, pero no pueden ser deshonestos con ustedes mismos.

Lo que los gurús les dicen no funciona. Pero aun así, ustedes esperan conseguirlo la próxima vez, de una manera u otra. Mientras tanto son justamente lo opuesto: "Mañana serán hombres amistosos llenos de amor y compasión..." ¿Cuándo? ¡MAÑANA!

Por lo tanto, eso que están esperando y tratando de hacer es justamente lo que provoca lo opuesto, la miseria de hoy. ¿Entienden eso? Es una persona infeliz la que quiere volverse feliz. Una persona feliz no tiene el deseo de volverse feliz. Así que la cuestión de ser infeliz no surge mientras la felicidad no sea buscada.

Lo que he tratado de aclarar durante todos estos años que he estado hablando de esto es que nuestro sistema nervioso no es capaz de soportar ninguna sensación más larga que la duración natural de la sensación. Tanto si son sensaciones agradables o angustiosas, ustedes tratan de prolongar la duración de ciertas sensaciones pensando en ellas. Pero nunca pueden tener éxito en eso. ¡De esa manera están creando un problema para este cuerpo! Por eso insisto tanto en el hecho de que todos nuestros intentos de resolver nuestros problemas en el nivel del pensamiento psicológico o religioso es la causa misma del problema. De hecho son problemas fisiológicos.

Todo, todas las emociones como la ira, los celos, el odio y cualquiera otra emoción que pudieran tener son problemas neurológicos y sus intentos de resolverlos en un nivel psicológico o ético no tendrán éxito. Ustedes quieren extender la duración de una sensación placentera, ¡pero eso solo resulta en dolor! No es que el dolor le siga al placer, sino que a lo que le llaman placer (y dolor) es en realidad el dolor. Además, no importa a qué le quieran llamar dolor, o placer, o disfrute – esto es lo que realmente sucede; ¡siguen experimentando dolor y nada más!

Y este dolor, ¿dónde está? No existe en uno u otro nivel etérico – está aquí, es parte del cuerpo. Por lo tanto el cuerpo tiene que sufrir las consecuencias y por lo general ustedes no pueden resolver los problemas. El cuerpo tiene que resolverlos, y el cuerpo puede hacerlo de una manera muy inteligente y acertada si es que le dan la oportunidad. Su deseo de resolver los problemas en cualquier otro nivel no será honrado. Solo se queda como una esperanza y nada más. No pueden dejarlo ir – en lo que a eso se refiere están realmente condenados, ¿lo sabían? Después de todo, no hay nada que puedan hacer. Pero no pueden aceptarlo, porque el instrumento que usan para eso es el pensamiento, y el pensamiento no puede aceptar eso porque siempre ha conseguido resultados para ustedes.

Ustedes son lo que son debido a todas las cosas que el pensamiento ha producido para ustedes, y les ha costado mucho tiempo y esfuerzo. Por lo tanto, también asumen que cada resultado logrado por medio del pensamiento necesariamente requiere tiempo. Y es este principio el que desplaza todo el asunto de ustedes y dice: "esta situación es desesperada, necesitamos tiempo", porque el tiempo ha ayudado a alcanzar resultados en todas las situaciones anteriores.

No pueden hacer nada más que interpretar lo que digo. Eso es inevitable porque eso es todo lo que pueden hacer por medio del pensamiento. Y, no tienen otro instrumento. Es el mismo instrumento que descubrió el "fenómeno" de la intuición, y la "comprensión intuitiva" y cualquier otra cosa sublime que pueda nombrarse.

Por lo tanto, lo único que pueden hacer es comprender las cosas en el nivel del pensamiento. No hay otro nivel de comprensión, y a pesar de que todos sus intentos de comprender esto generalmente no ha ayudado, todavía siguen esperando que este instrumento sea de alguna utilidad para comprender cosas, tal vez mañana, la próxima vez, el martes, el miércoles, el año que viene, ¿mmm? ¡POR LO TANTO, ESTE NO ES EL INSTRUMENTO PARA COMPRENDER NADA!

Esto es lo primero que tiene que asimilar, que pensar no es el instrumento. Sin preocuparse por otro instrumento. "Este no es el instrumento", ¡eso es suficiente! Y si esta es realmente la situación en la que se encuentran, ¿hay algo más que comprender? No, no hay nada más que comprender.

Su vida parece no tener ningún significado, así que van buscando un significado, buscan una meta. Mientras sigan buscando una meta, y mientras sigan buscando un significado seguirán vagando sin descanso. "Después de todo debe haber algo significativo que hacer, algo con más contenido, algo más interesante de lo que estoy haciendo ahora", se dicen a ustedes mismos. Y lo único que pueden hacer es cambiarse a sí mismos, ¿mmm? Pero en realidad no hay ninguna posibilidad de cambiar. ¿Se dan cuenta de esto? El único cambio tiene lugar en su estructura de pensamiento, ustedes comienzan a pensar de manera diferente y por lo tanto a experimentar y sentir las cosas de forma diferente. Básicamente sin embargo todo sigue siendo exactamente como solía ser. Pueden cambiar sus ropas y vestirse con la ropa más "genial" solo para estar más "a la moda", pero por dentro siguen siendo iguales. Querer comprender es solo útil para cambiar pequeñas cosas en ustedes mismos. No pueden hacer nada para cambiar el pasado. Con la esperanza de cambiar las cosas en el futuro, permanecen atascados en el presente miserable, que es de hecho el pasado.

El pasado siempre está activo. Si el pasado termina, ustedes terminan. Esa es la razón por la que nunca permitirán eso, sin importar cuánto lo intenten. El pasado está en todas partes de ustedes. Cada célula de su cuerpo está impregnada por éste. Cada nervio está implicado en él. El pasado tiene tanto a este cuerpo bajo su control que no lo soltará. ¡No podrán terminar con el pasado por medio de ningún esfuerzo ni fuerza de voluntad que hagan! Cuanto más esfuerzo inviertan en ello, cuanta más fuerza de voluntad usen, más fuerte se hace. Se encontraron con muchas ideas en este proceso, pero cada una de ellas refuerza el pasado. De ninguna manera esto ha ayudado a comprender nada y por lo tanto tampoco a liberarse de nada. Cada comprensión obtenida a través de tus investigaciones solo fortalece y solidifica eso.

Así que... ¿que deben tratar de hacer en tal situación? ¡NADA, NADA EN ABSOLUTO! Nada, ningún poder en el mundo puede ayudarles, punto. Así, mientras sigan dependiendo de cualquier autoridad fuera de ustedes, seguirán sin esperanza. Una vez que entiendan esto claramente, deja de haber impotencia, su desesperación desaparece. El yo en realidad no sabe qué hacer. Esta es la situación a la que tienen que llegar, la de ya no saber qué hacer. Y, si esperan que algo suceda a partir de lo que llaman su "claridad de pensamiento", o su "meditación", o algo similar, entonces están perdidos para siempre. Porque esa no es la verdadera claridad. [...]

(Traducción de Tarsila Murguía)

Fuente: Amigo Magazine #1 – Noviembre 2001, Stillness Speaks
ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter