Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > El tiempo de Buda

Libros - Lama Surya Das

el tiempo de Buda
un despertar a las infinitas posibilidades del AHORA

El tiempo de Buda

Detalles del libro:

Título: EL TIEMPO DE BUDA
Subtítulo: Un despertar a las infinitas posibilidades del AHORA
Título Original: Buddha Standard Time
Autor: Lama Surya Das
Nº de páginas: 224
Editorial: Edaf
Año de edición: Septiembre 2013
ISBN: 978-84-414-2874-4

Descripción:

En cierto modo, el budismo es un profundo estudio sobre el tiempo y sobre cómo gestionarlo, porque cuanto mejor manejes tu mente y tu espíritu, menos control tendrá el tiempo sobre ti. Cada momento puede ser vivido en plenitud, libre y sin condicionamientos, y cada momento contiene infinitas posibilidades y oportunidades para comenzar de nuevo. Cada momento de consciencia elevada no tiene precio, puesto que la consciencia es el supremo valor de la condición humana. El budismo enseña cómo vivir de forma plena y auténtica, no en nuestra zona temporal terrestre, sino en lo que he llamado el TIEMPO DE BUDA, es decir, la dimensión intemporal del tiempo, el AHORA absoluto.

En los últimos años, muchas personas me han pedido que les ayude a encontrar un centro espiritual en sus vidas por lo que he decidido hacer de ello el tema de este libro y enseñarles cómo podemos llevar un modo de vida más tranquilo, pleno y gratificante. Podemos ser los amos, en lugar de los esclavos de un programa atestado de actividades y del cambio constante, sintiéndonos tranquilos en cualquier situación; ni apresurados ni abrumados, sino en paz en cualquier momento. Podemos aprender a establecer nuestro propio ritmo, un ritmo que vaya en consonancia con lo que somos y con lo que necesitamos en nuestra vida.

LAMA SURYA DAS
Lama Surya Das

Lama Surya Das, norteamericano de nacimiento, ha vivido y estudiado con los grandes maestros espirituales del Tíbet durante casi treinta años y ha completado en dos ocasiones el tradicional retiro de meditación de tres años de duración, conocido como Vajrayana. Es uno de los más destacados portavoces del budismo occiental, pertenece al linaje Dzogchen, siendo el fundador de la Fundación Dzogchen. Es la persona que organiza regularmente la Conferencia de Maestros Budistas de Occidente con el Dalai Lama, y se ocupa de traer a lamas tibetanos a países occidentales para impartir enseñanzas. Está considerado un maestro espiritual y da conferencias y dirige retiros en todo el mundo. Es autor de varios libros entre los que destaca el exitoso El despertar del Buda interior.

De la Introducción

Una definición sencilla de iluminación podría ser el profundo destello del despertar al conocimiento de que somos mucho más que nuestros límites espacio-temporales, yoes materiales viviendo en un mundo material. Algunas personas despiertan a la iluminación por pura gracia, aparentemente sin esfuerzo, pero la mayoría de nosotros permanecemos obsesivamente bloqueados en el pasado o en el futuro, haciendo pasar nuestros trenes mentales hacia atrás y hacia adelante por la vía cada minuto del día. Tenemos una visión limitada de nosotros mismos y de nuestras capacidades. Y nada cambiará a no ser que paremos el tren y salgamos de él.

¡Emaho! (Es la expresión tibetana equivalente a ¡aleluya!). ¡Podemos parar el tren! La sabiduría budista enseña que los minutos y las horas de nuestros días no transcurren simplemente desde el futuro hasta el presente, y de ahí al pasado, surgiendo, envolviéndonos y pasando de largo, ininterrumpidamente. De hecho, cada momento es cruzado por un dominio de infinita amplitud e intemporalidad, conocido en tíbetano con el nombre de shicha, el Eterno Presente. Esta es la valiosa dimensión del despertar que yo llamo tiempo de Buda, y está disponible para nosotros en cada instante.

Deja que el pasado se vaya ―dijo el Buda―, deja que se vaya el futuro, deja que se vaya lo que hay entre ambos, trascendiendo las cosas del tiempo. Con tu mente libre en cada dirección, no regresarás al nacimiento y a la vejez. Cuando estemos en contacto con el ser solo en el momento presente, solo con lo que es, en lugar de con lo que lamentamos, tememos o anticipamos, nuestro sentido de los límites en el tiempo ya no tendrá más un poder negativo sobre nuestras vidas. Esta es una sabiduría antigua intemporal. La gente ha estado escribiendo sobre vivir en el momento presente desde los tiempos del faraón Akenatón, quien en el siglo XIV a. de C. escribió: Aquel que descuida el momento presente, arroja lejos de él todo lo que tiene.

Esto es algo que todos tenemos que recordar a diario. No podemos permitimos esperar para aprender esa lección. Es ahora o nunca, como siempre, me gusta decir. Estate presente en este momento, como si fuera el único momento. En este aliento, como si fuera el único aliento. Así es como meditamos, como conducimos unas vidas conscientes y centradas, y permanecemos en el ahora. Y es así como comenzamos a hacer las paces con el tiempo y con nosotros mismos.

En el tiempo de Buda no existen las contorsiones mentales sobre un mundo construido mentalmente. Es un lugar para ser, no para hacer, una dimensión mucho más vasta que aquella en la que habitualmente habitamos la mayoría de nosotros. Te mostraré cómo salir de tu frenética zona temporal y cómo entrar en esa dimensión intemporal, sin importar dónde te encuentres o lo que estés haciendo. Entonces te sentirás equilibrado, despejado, alegre y capaz de dar lo mejor de ti mismo.

Cuando aprendas a vivir en el tiempo de Buda, trayendo a tu vida lo que yo denomino consciencia del ahora, estarás más presente y comprometido en tus interactuaciones. Serás capaz de sobrellevar mejor las malas rachas, sabiendo cuándo mantener tus posiciones y cuándo retroceder. Por encima de todo, no sentirás que la vida pasa de largo ante ti o ante los que amas, sino que reconocerás que cada uno tenemos nuestro propio ritmo y nuestra propia forma de florecer. Verás claramente tu habilidad para descubrir la felicidad y la sensación de sentirse realizado. La consciencia del ahora es el secreto de la iluminación y de la realización: es el Buda dentro de ti.

Verás que vivir en el tiempo de Buda no es en modo alguno contrario a la vida moderna, sino que te proporciona las herramientas para poder vivirla de forma sana y alegre. Ni el planear por adelantado ni el recordar el pasado debe oscurecer la claridad de nuestra consciencia presente. El Buda diría: si estás planeando por adelantado, simplemente planea por adelantado. Si estás recordando, simplemente recuerda. Podemos mirar hacia adelante o hacia atrás sin necesidad de sentirnos inquietos u obsesionados, y sin que preocuparnos por el futuro constriña nuestra libertad en el presente. Piensa sobre ello: hasta contemplar el futuro o el pasado es una función de la consciencia del presente.