Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > Panchadasi

Libros - Sri Vidyaranya Swami

panchadasi

Panchadasi

Detalles del libro:

Título: PANCHADASI
Autor: Sri Vidyaranya Swami
Nº de páginas: 242
Editorial: Sanz y Torres
Año de edición: 2010
ISBN: 978-84-92948-99-4
Traducción, introducción y notas: Roberto Mallón Fedriani

Descripción:

Panchadasi es una obra post-shankariana de amplia difusión en los círculos vedánticos hindúes. Se lo considera como un manual integral del Vedanta Advaita que por si mismo contiene el método para la realización espiritual. El texto se atribuye a Sri Vidyaranya Swami, el cual fue cabeza (Jagadgurú) de la orden Sringeri entre 1377 y 1386, una de las principales de las cuatro fundadas por el propio Sri Shankaracharya. Según otras tradiciones locales solo los seis primeros capítulos habrían sido realizados por Sri Vidyaranya, mientras que los restantes serían obra de su maestro Vidya Tirtha.

Aunque la tradición hindú muestra en general poco interés por la historia personal de los sabios ―además de existir hoy en día múltiples relatos de carácter histórico bastante accesibles sobre el personaje― creemos conveniente incluir aquí al menos una breve ubicación espacio-temporal del autor.

Se cuenta que Sri Vidyaranya vivió una larga vida entre los años 1296 y 1386 de la era cristiana. Nació en una familia de brahmines de la ciudad de Ekasilanagaru (actualmente Warangal), India; aunque según otra tradición habría nacido en Kamataka siendo su nombre original Madhavarya, que cambió por el de Vidyaranya tras recibir sannyasa (iniciación-renuncia) de parte de su maestro Sri Vidya Shankara Tirtha, pontífice de Sringeri en aquellos tiempos.

Se cuenta que una vez iniciado viajó al norte, hacia Varanasi, dirigiéndose hacia el Badrikashram donde recibió la iniciación esta vez de Sri Vyasa. Posteriormente, se retiró hacia el sur de India, a los bosques de la colina Matanga, y fue allí donde su destino se cruzaría con Harihara y Bukka, hijos del rey Sangama, que regresaban de una batalla en la entonces tumultuosa India invadida por los musulmanes. A partir de aquel encuentro, al que se dice que los príncipes fueron guiados a través de sueños, Sri Vidyaranya ―a modo de Merlín artúrico― se convertiría en su guía espiritual y consejero. Siguiendo las indicaciones de Vidyaranya, Hariahara y Bukka fueron quienes lograron vencer al sultán que ocupaba Delhi y finalmente fundar el glorioso reino de Vijayanagar (Ciudad de la Victoria).

Vidyaranya fue un gran sabio a la vez que hombre de estado preocupado por el renacimiento del sanatanadharma hinduista. Como líder espiritual, fue la base para la unión de distintos príncipes por los territorios de la India. Como director del Sringeri Pitha, y con el fin de reunificar el Hinduismo y preservar los Vedas, animó a Sayana a escribir los Veda Bashyas (o comentarios de los Vedas) en donde se estableció que los Vedas son fuente de todos los shastras o escrituras sagradas hindúes.

Vidyaranya fue un gran pensador y escribió múltiples obras, siendo las más renombradas el presente Panchadasi y también el Jivanmuktiviveka. Éste último es considerado según la tradición el "capítulo dieciséis" de Panchadasi.

En sánscrito, Panchadasi significa literalmente "diez más cinco". El texto se divide en un total de quince capítulos cada uno de ellos independientes entre sí en el sentido de que abordan el Vedanta Advaita desde un único punto de vista. Los cinco primeros versan sobre la discriminación de lo Real de lo no-Real (Viveka). Los cinco siguientes exponen la naturaleza del Sí-mismo o Atman como Pura Conciencia (Dipa). Los cinco últimos abordan la suprema Felicidad de Brahman (Ananda). Se da una correspondencia entre los tres bloques en los que se divide la obra y los tres aspectos que definen a Brahman: Sat-Chit-Ananda, o Ser-Conciencia-Felicidad o Beatitud.

Panchadasi es un manual exhaustivo del Vedanta Advaita plagado de ejemplos e imágenes que ayudan a los estudiantes a la comprensión de la profundidad de conceptos ―de Verdades asentidas― cuyo planteamiento inicial es a veces tan claro que nos dejan deslumbrados. En la India de hoy en día ―la que aun no ha sido alcanzada por lo peor de las ideologías occidentales modernas― todavía se enseña la Verdad metafísica del Vedanta Advaita a los aspirantes a la liberación tomando como base este texto.

Comentario

Panchadasi es un tratado tradicional del Vedanta Advaita. A esta obra se la califica como una obra post-shankariana atribuida a Sri Vidyaranya Swami del cual se traza una breve biografía en la introducción. Estos datos biográficos, dentro del contexto de estas obras, siempre hay que encararlos con cautela pues es bien sabida la indiferencia a la personalización y a las referencias temporales por parte del verdadero espíritu tradicional y, en particular, el hindú. Aspecto este fácilmente comprensible cuando de lo que se trata es de aquello que es eterno, universal e inmutable. Ya hemos comentado en otras ocasiones que estos nombres son usualmente simbólicos estando detrás de ellos una inspiración "no-humana", o bien un colectivo que explora y trabaja en un mismo fin. Y las fechas que les asignan los historiadores y lingüistas son simplemente especulativas ya que estos tratados también son frecuentemente la fijación en forma escrita de una enseñanza transmitida oralmente cuyo rastro escapa a las contigencias temporales.

Hecho este pequeño recordatorio y antes de comentar la obra queremos destacar y alabar el trabajo serio y riguroso de Roberto Mallón Fedriani por su impecable traducción y las muy oportunas notas al pie (justas en su calidad, número y extensión) que nos hablan de un gran conocimiento de la metafísica hindú y de la seriedad de su punto de vista (las referencias a René Guénon y Consuelo Martín son numerosas lo que es signo inequívoco de conocimiento de lo que se habla más allá de una traducción lingüística). Y admirar, una vez más, la labor de la Editorial Sanz y Torres y su colección Ignitus por seguir apostando por la publicación de estas obras dirigidas a una minoría dentro de las minorías. Nunca se estará lo suficientemente agradecido por iniciativas como ésta.

Lo cierto es que el trabajo de Roberto Mallón es tan brillante que él mismo traza en la introducción un resumen de esta obra... En cuanto a su lectura es necesario, claro está, estar habituado a los conceptos más conocidos de la metafísica hindú y el Vedanta. No obstante, si no es así, las acertadas notas al pie nos irán introduciendo en este particular universo conceptual. Y para los que estén habituados a los conceptos y conozcan las obras tradicionales más conocidas, tales como La Bhagavad Gita y alguna Upanishad, esta obra es una completa delicia y una oportunidad de profundizar en el estudio del Vedanta que, conviene no olvidar, no es otra tarea que la de indagar en la esencia de uno mismo y no un mero ejercicio intelectual. Y hablando de las Upanishads las referencias a ellas son constantes así como el apoyo en la Sruti como referencia de autoridad. Como contraste a esta faceta más letrada los ejemplos que ilustran las concepciones para la comprensión-transmisión de la verdad son enormemente simples y se basan en imágenes de la vida cotidiana como, por otra parte, acostumbran las obra tradicionales hindúes. Esta doble faz, las exposiciones abstractas sobre la Realidad acompañadas de imágenes y metáforas simples, logran crear un ambiente interior en la mente y corazón del lector/indagador que, en ocasiones, pueden provocar que la comprensión aflore casi por sorpresa.

Con estos apuntes vemos que la publicación de Panchadasi es un hermoso regalo para los estudiosos del Vedanta, para los amantes de la verdad, una verdadera joya que no debería faltar entre nuestras lecturas y bibliotecas. Solo desear que su lectura les provoque ese hechizo misterioso que esas obras son capaces de lograr transportándonos a ese no-tiempo y no-localización que son la auténtica dimensión de nuestro verdadero ser.

Recensión por José Manuel Lagunas

Selección de textos:

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter