Ruta de Sección: Inicio > Entrevistas > Richard Sylvester

Artículos - Richard Sylvester (2007)

Entrevista con Richard Sylvester

por Halina Pytlasinska
Richard conoció a Tony Parsons hace cinco años y asistió regularmente a reuniones de grupos de debate en Hampstead. Richard es autor de 'Espero que mueras pronto - Palabras sobre la no-dualidad y la Liberación'. Ahora él tiene sus propios grupos de debate en Londres, Tunbridge Wells y otros lugares.
Para obtener más información acerca de Richard visita su sitio web: www.richardsylvester.com

La liberación no tiene nada que ofrecer

Halina: En tu libro dices que la irritabilidad no surge en la liberación.

Richard: (risas). No, no dije que la irritabilidad no surge. Lo que dije fue que la irritabilidad es una manifestación neurótica de la ira. Es posible que cuando ocurre la liberación la neurosis disminuye y por eso el personaje puede ser más probable que se sienta enojado y no irritable. Sugerir que la irritabilidad, por ejemplo, ya no surge sería sugerir que hay algún tipo de regalo en la liberación, algún tipo de ganancia. Y esto es como un gancho donde la mente puede aferrarse. No hay recompensa. La liberación no tiene nada que ofrecer a una persona.

La mente está desesperada por encontrar cualquier gancho que pueda utilizar para ascender el escarpado acantilado de la liberación. Cuando este mensaje se comunica claramente entonces el acantilado se desmorona y todos los ganchos desaparecen, negando a la mente cualquier posibilidad de alzarse por el acantilado.

Estaba dando una charla hace poco y estaba a punto de responder una pregunta cuando alguien me interrumpió y nos llamó para tomar el té. Después del té, por supuesto no podía recordar lo que tenía que decir así que le dije al grupo "Es una pena porque el secreto de la liberación estaba en esa respuesta, pero en su lugar hemos tomado una taza de té". Pero en realidad estás mejor con una taza de té porque puedes hacer algo con ella. Puedes beber una taza de té pero no puedes hacer nada con la liberación. Así que es mejor olvidar la idea de que puedes ser menos irritable o deprimido o envidioso, porque lo que sucede cuando ocurre la liberación puede ser exactamente lo mismo que lo que sucedía cuando no ocurría. Pase lo que pase, simplemente sucede y eso podría contener irritabilidad.

H: Desde el aspecto del no-yo, ¿qué es la mente?

R: Una de las cosas que se comprende cuando el sentido de ser una persona desaparece es que no hay tal cosa como una mente. Hay pensamientos, sentimientos y percepciones. Estos son simplemente fenómenos que surgen en la conciencia de uno en uno. Pero cuando hay una persona, los pensamientos son tan densos y rápidos y parecen tener tanta energía que crean la impresión de que existe una entidad llamada mente que está pensando estos pensamientos. Parece indiscutible a una persona que "yo tengo una mente", que debe haber algo que piensa estos pensamientos y produce esta energía. Existe la sensación de que este algo debe ser "yo". Podríamos decir que las palabras "mente" y "persona" son casi sinónimas. La sensación de que hay una mente produce la sensación de que hay una persona y viceversa.

Lo que puede suceder en la liberación es que esto simplemente se termina. En la liberación hay una liberación de energía, un cambio energético. No se trata de un regalo o una meta. Es sólo algo que ocurre. Es como si una gran cantidad de la energía vinculada con el pensamiento se disipa.

El pensando no se detiene en la liberación. No hay nada malo en el pensamiento. Se trata simplemente de ver que los pensamientos surgen de la nada. Ellos surgen y luego desaparecen en la nada. La mente es algo así como una idea o una sensación que parece estar interpolada entre la nada y un pensamiento. No podemos ver que los pensamientos surgen de la nada y por lo tanto imaginamos a un intermediario llamado la mente. Pero esto desaparece en la liberación.

H: Has mencionado el libro de Suzanne Segal 'Colisión con el Infinito' donde ella describe la experiencia aterradora que tuvo al ver de repente que no había un 'yo'. Tony habló del auto desarrollo como una protección para el organismo. ¿Puedes decir por qué existe tal desarrollo del yo? ¿Hay algo positivo?

R: Para una persona hay muchas recompensas, pero también hay dificultades. En lugar de verlo en términos de positivo y negativo, yo diría que la yoidad sólo ocurre. Cuando surge la conciencia del yo aporta tanto la promesa de la realización personal como la amenaza del sufrimiento personal. Es la forma en que el juego de la vida se juega. Es continuamente reforzado por toda la sociedad. Por ejemplo hay anuncios que continuamente ofrecen la promesa de la felicidad personal si vamos de vacaciones a tal lugar o si usamos cierta cura para la calvicie. Todo nos está lanzando el grito "Usted es una persona y puede experimentar la realización personal".

El sentido del yo surge inevitablemente. Sin embargo, también puede desaparecer.

H: Cuando hablamos de la unidad subyacente es difícil no dar la impresión de que nos están diciendo que algo anda mal con ser una persona, aunque no es lo que se sugiere aquí.

R: No hay nada malo con ser una persona porque no hay nadie que pueda estar haciendo nada malo. El yo es sólo la conciencia que surge como el yo individual. ¿Cómo puede haber algo malo en ello? Sin embargo, en el centro de la persona puede haber la sensación de que hay algo malo. Puede existir la idea de que hay algo malo con el "yo" o con el "tú" o que puede haber algo malo en la vida. Y esto es claramente lo que alimenta tanta actividad.

H: Me gusta especialmente una cita de tu libro: "El despertar es ver la vacuidad del vacío. La liberación es ver la plenitud del vacío." ¿Puedes hablar de ello?

R: Una vez más soy consciente de que la frase "ver la plenitud del vacío" puede parecer atractiva, por lo que puede convertirse en otro gancho para la mente. Pero no es atractiva. Es simplemente ver la plenitud del vacío. Eso no es más atractivo que una taza de té.

Lo que estaba tratando de describir eran dos sucesos aparentes. El primer suceso yo lo llamaría el despertar. Lo que se ve en el despertar es la completa inexistencia del yo y la vacuidad del vacío. Esto se conoce en algunas tradiciones como ver la vacuidad de todos los fenómenos. Es paradójico que en otras tradiciones se habla de la "realización del yo". En realidad lo que se realiza es que no hay yo. No hay un yo inferior y no hay yo superior. Simplemente hay vacío.

Más tarde hubo otro suceso y la comprensión de que es un vacío lleno. Estas palabras son paradójicas y no llevan a la mente a ninguna parte, pero es lo mejor que puedo hacer. La mente puede preguntar "Si se trata de un vacío lleno, ¿de qué está lleno?" Está lleno de amor. Todo lo que se puede decir acerca de esto es que todo es vacío y todo es también amor. Sin embargo cuando nos fijamos en determinados aspectos de la aparente manifestación, esto puede parecer muy desconcertante para la mente. La mente puede decir: "¡Miren lo que está sucediendo en el mundo! ¿Cómo puede eso ser amor?" La única respuesta que puedo dar es que es justo como es. Decir que todo es amor no es una enseñanza. Es sólo una descripción de lo que se ve en la liberación y esto puede no tener sentido para la mente.

H: La gente está obsesionada por la idea de la transición de ser una persona a 'ser'. Esto me recuerda la caricatura cómica que muestra a dos gemelos en el útero y uno pregunta al otro: "¿Crees en la vida después del nacimiento?" "No" responde el otro: "Es sólo un mito". Mi grupo NCT se centró en el nacimiento en lugar de en la idea de tener un bebé después. Así que cuando hablamos de la liberación hay un montón de ganchos personales en torno a la transición.

R: La mente está siempre tratando de hacer algo con esto, pero es imposible para la mente comprenderlo. Podríamos decir que hay un cambio y que ese cambio es al mismo tiempo diminuto y cósmico. ¿Qué puede hacer la mente con eso? Sin embargo, eso es lo que se dice aquí. El cambio es a la vez diminuto y cósmico. Sin embargo, "cósmico" no contiene recompensas.

Todo surge simplemente de la Presencia

H: Otra cita de tu libro es que "estar despiertos y estar dormidos es lo mismo". ¿Puedes explicar qué significa esto?

R: Es paradójico y un intento de impedir que otro gancho sea clavado en el acantilado de la iluminación personal. Sea o no sea vista la presencia, los fenómenos siguen apareciendo. Los pensamientos, sensaciones y sentimientos siguen apareciendo. En ese sentido no hay diferencia entre estar despierto y dormido, pero esto no puede ser visto mientras estamos dormidos. Aunque estamos dormidos sentimos como si hubiera algo que obtener y esto alimenta la vida de la persona, mientras nos apresurarnos tratando de conseguir algo. La persona siente que tiene que ir a algún lugar u obtener algún beneficio que al fin le haga sentir realizado. Intentaremos hacer todo tipo de cosas para resolver nuestra insatisfacción. Esto podría ser por ejemplo ganar un montón de dinero o rezar a Dios por un cambio en nuestras circunstancias o buscar la iluminación.

Cuando ocurre el despertar todo esto puede terminarse. Y cuando ocurre la liberación ya no hay nadie allí que sienta que necesita hacer mejor las cosas.

H: Tony habló de las cualidades que surgen cuando no hay ninguna persona. Ser un amigo surge en lugar de alguien que es un amigo. De alguna manera las cualidades sin el sentido de propiedad son más exquisitas.

R: Sí, yo me refiero a eso. Por supuesto "relación" es un concepto, ¿no? Puede parecer bastante aterrador para una persona saber que no hay tal cosa como la relación. Pero cuando la persona ya no está la relación simplemente sucede. Es posible que la relación pudiera ser más íntima o más afectuosa si el concepto de relación ha desaparecido.

En la historia parece haber "yo" y "tú", pero realmente sólo hay Unicidad que se manifiesta como dos personas aparentes. Puede haber más inmediatez cuando hay conciencia de presencia en donde las ideas y los conceptos ya no desempeñan una parte importante.

H: Desde una perspectiva no-dualista ¿qué dirías que es la compasión?

R: Es difícil hablar de la compasión porque está vinculada con ideas morales, religiosas y espirituales. Por ejemplo, algunas personas ven la compasión como un atributo del corazón, lo que es confuso. Sin embargo yo diría que cuando hay una identidad personal, entonces puede haber más neurosis y la neurosis es una gran trituradora de la compasión. La neurosis atrapa la atención de la persona y puede producir una mirada interior de auto-obsesión. Es difícil para una persona sentir compasión cuando está obsesivamente absorto en su propia historia. Cuando la persona aparta las premisas pueden llevarse unas maletas de neurosis con ellas. Esto puede dejar más espacio para que surja la compasión y más conciencia de lo difícil que es para otros ser una persona. Pero en última instancia, la compasión, como todo lo demás, simplemente surge de la nada.

Yo solía tener muchas ideas sobre el crecimiento personal y el desarrollo espiritual. Paradójicamente era más difícil entonces darse cuenta del sufrimiento en otra persona mientras mi pensamiento estaba vinculado con la evaluación de mi propio progreso a lo largo de un camino espiritual imaginado.

Hay más espacio en una casa vacía para que surja la compasión.

La Expectativa de la Felicidad

H: Tony también dijo que no hay expectativas en las personas que asisten a las reuniones y después del esfuerzo espiritual puede ser un alivio.

R: Sí, me gustó esa parte de su entrevista, cuando la leí en su sitio web. Las expectativas pueden ser tan sutiles. Siempre hay expectativas si eres un estudiante. Yo estaba escuchando una entrevista con Mathieu Ricard en la radio la semana pasada. Él es un monje budista francés que ha escrito un libro sobre la felicidad. Científicos americanos hicieron pruebas con las ondas cerebrales y descubrieron que era la persona más feliz que nunca habían encontrado. Él parecía ser un hombre absolutamente encantador. Me gustaría pasar una tarde con él. ¡Pero se puede uno imaginar las expectativas de ir a un retiro budista, donde te enseñan a ser feliz! ¡Probablemente intentarías evaluar tu felicidad y compararte a ti mismo con los demás estudiantes de la sala! En cierta manera, es otra forma de opresión, la expectativa de que no debo ser miserable, o que les estoy fallando a mis maestros budistas de no ser suficientemente feliz. Es como haber fracasado.

H: Esa expectativa de ser feliz parece ser el principal fundamento para que el yo continúe.

R: Es muy seductora y se encuentra en el centro de gran parte de nuestra actividad. Puede encontrarse en el centro de una persona que busca la Felicidad en un retiro budista o de un terrorista que hace explotar una bomba. Una persona tiene la idea de que si yo hago esto o aquello puedo ser más feliz. Todos queremos ser felices.

H: Acabo de estar con alguien que es un cristiano que dice que fue una revelación darse cuenta de que él no necesita nada más de Dios. Las personas pasan tanto tiempo rezando a Dios por tantas cosas.

R: Sí, conozco a alguien que fue criado en una estricta familia cristiana. Dijo que después de visitar a Tony había sentido un alivio increíble. Él pudo dejar de lado todo lo que necesitaba para agradar a Dios.

La Comunicación de la No-dualidad

H: Escribiendo sobre la no-dualidad para su libro, ¿cree que todo empieza a aclararse?

R: Lo único que diría es que escribiendo acercar de esto la comunicación se ha vuelto más clara. Por lo tanto, puede parecer que las cosas se comprenden ahora y antes no, pero eso es sólo una apariencia. En realidad no importa, pero probablemente hay formas de pensar acerca de esto que sólo saldrán a la luz si se hace un intento de comunicar sobre ello.

H: En lugar de escribir un libro sobre la no-dualidad ¿Cree usted que podría haber escrito uno más lucrativo sobre cómo convertirse en una persona con más éxito?

R: (Riendo) Sí, salvo que cada parte de este tema ya ha sido tratado. Si usted va a cualquier librería las estanterías están crujiendo bajo el peso de los manuales de autoayuda. Pero el hecho de que haya tantos nos hace sospechar que en realidad no funcionan.

H: Hablé con Tony acerca de la forma en que este mensaje de la no-dualidad se da a conocer casi como una sorpresa para el personaje de Halina. ¿Tiene usted una sensación similar cuando esto se comunica?

R: Muchísimo. He enseñado a adultos toda mi vida profesional y estoy acostumbrado a enseñar en talleres sobre Psicología u Orientación donde todo está cuidadosamente preparado. Una de las cosas que me sorprende es la absoluta imposibilidad de preparar con antelación algo que decir sobre este asunto, ya sea el haber venido aquí hoy para ser entrevistado o para dar una charla. Es imposible preparar, aparte quizá de anotar alguna reflexión sobre un pedazo de papel y meterlo en el bolsillo de mi camisa antes de comenzar una reunión en caso de encontrarme absolutamente paralizado y no tenga nada que decir cuando llegue el momento. ¡Pero hasta ahora eso no ha ocurrido! Las palabras siempre parecen provenir de la inmediatez de la presencia. Mis pretendidos dos minutos de preámbulo a veces se extienden a media hora mientras el personaje Richard se sienta mirando, ansioso por lo que se dice.

H: Es difícil hablar de esto.

R: Sin embargo, muchas palabras parecen surgir. Al intentar señalar hacia esto estamos tratando lo imposible. Hay que recordar que al hablar de esto estamos todavía contando una historia, la historia de la no-dualidad. Sin embargo, algunas historias señalan claramente hacia lo que es y otras historias señalan de forma confusa lejos de lo que es. La historia de la no-dualidad, cuando se expresa claramente, señala tan directamente como sea posible hacia lo que es.