Ruta de Sección: Inicio > Entrevistas > Richard Sylvester

Artículos - Richard Sylvester (2005)

Entrevista con Richard Sylvester

"Yo" soy ya la luz en donde todo aparece...

P. Richard, ¿puedo comenzar preguntando qué entiendes por despertar y liberación?

R. El despertar para este personaje fue un acontecimiento de una fracción de segundo. En esta fracción de segundo lo que fue visto con claridad es que no hay nadie, no hay ninguna persona. La identidad personal simplemente desapareció de repente y por completo y lo que quedó fue conciencia sin ninguna persona que intervenga. Nisargadatta dice que ver que 'Yo' no soy nada es sabiduría.

Este es un acontecimiento sorprendente, porque sin importar la edad que tengas cuando esto sucede, sin importar cuantos años has sido consciente de ti mismo, siempre ha habido una persona presente. Cada fenómeno que ha sido registrado por la consciencia ha sido intervenido y experimentado por una persona, una persona que ha coloreado cada momento de conciencia. Esa sensación de ser una persona no había sido advertida precisamente porque siempre ha estado presente. Es como vivir en un entorno que has vivido toda tu vida sin reparar en el paisaje, porque siempre ha estado ahí. Es darlo por sentado. Esta es sólo una metáfora, pero en cierto modo es como la sensación de ser una persona. Lo damos por sentado hasta tal punto que ni siquiera lo advertimos hasta que de repente desaparece.

Cuando la persona desaparece no cambia nada. Lo que es visto de repente siempre ha estado allí. Todo sigue siendo como es, así que en cierto modo esto es mucho menos interesante que tomar drogas alucinógenas, o incluso emborracharse o estar colocado. Todos estos producen fenómenos muy interesantes (risas). Pero cuando la persona desaparece no hay ningún cambio en absoluto en los fenómenos y, sin embargo, se trata de un suceso asombroso. De repente, se ve que la persona y sus experiencias personales son completamente irrelevantes. Hay una repentina visión de que toda tu vida ha sido una ilusión, una especie de truco de magia. La Unidad juega a un truco sobre sí misma para convencerse a sí misma de que está separada, que existe en un lugar que está separado de todos los demás lugares.

Estoy describiendo el despertar como si fuera algo que sucede pero es importante destacar que, por paradójico o misterioso que parezca, en realidad nada sucede. Lo digo en ambos sentidos de la frase. Por primera vez en esta aparente vida nada se ve que suceda. Nada se ve como la creación de todo esto. Y aunque hay que hablar de ello como un acontecimiento que parece suceder en el tiempo quisiera subrayar que no es una experiencia personal porque no hay nadie allí que tenga la experiencia.

En esa fracción de segundo del despertar se ve la eternidad atemporal. Es la nada que se manifiesta como todo en la eternidad atemporal. A continuación, una fracción de segundo más tarde en la historia del tiempo la persona vuelve y todo está justo como estaba antes. Salvo que la boca de la persona puede estar abierta de asombro y ellos pueden pensar "¿Qué diablos era eso?" Y eso es todo, se acabó. Eso es despertar. Eso no me ocurrió a mí. Simplemente ocurrió y este personaje está aquí hablando de ello. Puede haber otras formas de despertar, pero así es como fue aquí y así es como lo he oído describir a otras personas.

Para este personaje el despertar ocurrió en un lugar muy espiritual, en la estación de Charing Cross (risas). Si la gente quiere hacer peregrinaciones allí fue en el Andén Cinco. Es sólo el Andén Cinco el que tiene este poder. Lo que ocurrió con este personaje es que las cosas nunca fueron las mismas después de eso. Es como si hubiera una enorme liberación de energía en esa fracción de segundo y cuando la persona volvió, a pesar de que todavía puede ser infeliz y aún pueda estar buscando, se produjeron cambios irrevocables. Partes de la persona nunca volvieron.

Cuando Richard volvió, Richard sigue siendo una persona infeliz en algunos aspectos y sin duda sigue buscando, pero, no obstante, el pasado fue comprendido. A pesar de que la persona estaba de vuelta se vio que el pasado es irreal. Con este ver, el pesar y la culpa, que habían sido patrones habituales de esta persona, disminuyeron. Aflojaron su adherencia y en cierto modo se redujeron bastante. Pero todavía quedaba sin duda un sentimiento de separación. Parte del problema de volver es que había sido un asiduo buscador espiritual. Durante treinta años había estado buscando, principalmente a través de medios espirituales, pero también a través de medios psicoterapéuticos y había tenido bastante éxito en hacer mi prisión más confortable. La meditación y otras técnicas transpersonales y procesos psicoterapéuticos tales como perdonar a mis padres y expresar mi ira han tenido bastante éxito en la creación de una prisión más confortable.

La búsqueda espiritual también le ha proporcionado a la vida un significado y ha estructurado mucho de mi tiempo. Tuve la oportunidad de ir a reuniones. Era capaz de seguir a gurús. Tuve la ocasión de dar charlas a las personas sobre asuntos espirituales. Pero después del despertar todo esto se terminó. Todavía hay aquí una persona separada e infeliz, pero todos los métodos que había utilizado durante treinta años para hacer las cosas mejor, para hacer sentir a esta persona que estaba evolucionando a lo largo de un camino espiritual, se terminaron. Ya no me atraían estos métodos y por lo tanto fueron interrumpidos. Así que aún había una búsqueda, pero era una búsqueda en el vacío porque fue comprendido que ninguno de los métodos de búsqueda tenían ya sentido.

A veces se dice que el despertar puede provocar la sensación de estar en un desierto, porque todo aquello en lo que creías anteriormente puede ser despojado. En la historia del tiempo pasó un año durante el cual yo estaba mucho en el desierto y todavía me sentía aún separado, pero ya no sentía en modo alguno que la meditación o el proceso psicoterapéutico o las técnicas transpersonales tuvieran ya alguna relevancia. En otros lugares he hablado de esto como un período de desesperanza, desamparo y falta de sentido. Estás sin esperanza, porque ves que no hay nada que pueda hacerte avanzar. Aún eres infeliz, pero ahora sabes que no hay ningún proceso que podría poner fin a tu infelicidad. Así que no hay esperanza en absoluto. Igualmente no hay ayuda. No hay ningún método que ofrezca ayuda y no hay ninguna persona que pueda ofrecer ayuda. Ya no hay más la creencia de que por ejemplo sentarse a los pies del gurú de alguna manera va a poner fin a la separación. Las cosas que antes daban sentido a esta vida se vean ahora carentes de sentido. Por lo tanto, la esperanza, la ayuda y el significado se han ido.

(Risas) Podría decir que este es un estado bienaventurado porque la esperanza, la ayuda y el significado pueden considerarse como terribles impedimentos. Quizás es desaconsejable para mí decir esto porque puede sonar como un método, una sugerencia de que debes renunciar a la esperanza, la ayuda y el significado. Pero, por supuesto, no hay nadie que pueda hacer esto. Sin embargo, puede ser una gran bendición si desaparecen. Pero también puede dejarte en un lugar vacío y doloroso.

P. ¿Puedes decir algo acerca de la liberación?

R. Lo que sucedió aproximadamente un año más tarde fue otro acontecimiento. Una vez más, esto ocurrió en el escenario más prosaico. Fue exactamente en una tienda de la ciudad en donde vivo. No puedo mencionar su nombre. Me pidieron que no mencionara su nombre porque no quieren ser asediados por cientos de personas (risas). No saben qué hacer con tantas flores que son depositadas allí. Yo estaba en esta tienda cuando la persona desapareció de nuevo pero esta vez en una forma más suave y dentro de la historia durante un período más largo de tiempo. Una vez más, esto no fue una experiencia. No fue algo que le sucedió a una persona en el tiempo pero, sin embargo, tenemos que utilizar el lenguaje para hablar de ello así que permítanme tratar de describirlo a pesar de ser indescriptible.

Lo que fue comprendido en esa desaparición fue que la conciencia lo es todo y está en todas partes. Sólo hay conciencia y la conciencia aparece como todo. Por lo tanto, 'yo' y 'tú', 'aquí' y 'allí', 'ahora' y 'después', todos perdieron su significado. La conciencia se veía en ambos, en la persona como en las paredes y el espacio entre ellos. En realidad la separación se consideraba inexistente así que es engañoso hablar de una persona y paredes separadas y el espacio entre ellos. Y no hay manera de que pueda explicar lo siguiente que voy a decir. Todo lo que puedo hacer es informar sobre ello. Lo que también fue comprendido es que la conciencia es también amor incondicional. Todo es amor incondicional. Esto es innegable cuando la liberación es vista.

Esta forma de ver duró cierta cantidad de tiempo durante el cual toda sensación de localización terminó. Por tanto, no había ninguna persona en ningún sitio, simplemente había conciencia. No había sensación en absoluto de una persona separada. Sin embargo, el cuerpo físico era capaz de negociar el espacio sin tropezarse con las cosas sin dificultad (risas). A continuación, después de un tiempo el sentido de localización regresó y una vez más había un cuerpo-mente ocupando un espacio particular. Pero la sensación de una persona contraída y separada, el sentido de separación, había terminado. No puedo explicar esto, todo lo que puedo hacer es informar de ello. Aunque la sensación de un cuerpo-mente localizado volvió, no había después sensación de buscar algo más. La búsqueda había terminado. Fue visto que no había nada que buscar. ¿Qué habría que buscar cuando hay ya sólo liberación y 'yo' soy ya eso? 'Yo' soy ya la luz en donde todo aparece y tú también lo eres.

Debido a las diversas tradiciones espirituales y sus historias sobre maestros iluminados, podemos pensar de una persona después de la liberación que manifiesta completa ecuanimidad pase lo que pase, una persona sin gustos ni aversiones, sin preferencias. Podemos tener un concepto idealizado de una persona que nunca siente ira o miedo o tristeza, que vive en un estado indiferenciado de dicha. Esto es sólo una invención de la mente. Su propósito, si podemos hablar de ello como si tuvieran un propósito, es mantenernos en la búsqueda reafirmando por comparación nuestro propio sentido de incapacidad. Sabemos que no vivimos en un estado de felicidad constante por lo que nos sentimos incapaces y seguimos buscando.

Lo que ocurre cuando finaliza la búsqueda es simplemente que la búsqueda termina. Podríamos decir que la persona termina, la persona muere. Es una forma bastante dramática de decirlo pero tiene una cierta precisión al respecto. Pero todavía hay un personaje y también hay sentimientos, preferencias, gustos y aversiones. Lo que ocurre es que se comprende que ya no pertenecen a nadie. Así que en lugar de que haya una persona que se enfada, se percibe que la ira, simplemente surge. En lugar de que haya una persona que le gusta el café y no le gusta el té, se percibe ahora que el gusto por el café y la aversión por el té surgen, pero para nadie.

Sin embargo, es probable que la visión de la liberación pueda dar lugar a cambios en el personaje remanente. Es probable, aunque no inevitable, que lo que puede permanecer después de la liberación es un personaje que manifiesta menos neurosis de lo que lo hacía antes. La neurosis surge de la insatisfacción y la búsqueda. Cuando la insatisfacción y la búsqueda terminan y se percibe que esto es todo lo que hay, que esto es ya el paraíso, no hay mucho margen para que la neurosis surja de nuevo. Por supuesto todo puede manifestarse en la liberación por lo que ciertamente no es imposible que la neurosis surja. Pero no es probable que suceda. Es lo mismo con el aburrimiento. Es posible que el aburrimiento surja en la liberación, pero cuando esto se percibe como el paraíso todo se vuelve fascinante, por lo que es poco probable que el personaje se aburra.

La neurosis y el aburrimiento son experiencias de la mente personal y en la liberación estos fenómenos es probable que desaparezcan. Sin embargo, podrías tener todavía un personaje que se enfada si le llaman por teléfono de una empresa cuyo contestador automático lo mantiene en espera durante quince minutos. Podrías tener todavía un personaje que se siente triste cuando sus hijos se marchan de casa. Todas estas cosas puede que todavía surjan pero ya no surgen más para una persona. Son sólo vistas como fenómenos que ocurren en la conciencia.

Lo que también tiende a hacerse sentir es una especie de continuo asombro hacia el milagro que es todo, el milagro que es una taza de café o una hoja caída de un árbol en el parque o el sonido de un automóvil que pasa. Cuando esto se experimenta como un continuo milagro, la neurosis no puede realmente dominarte. Una manera que he escuchado decir esto que me gusta es que, aunque todo puede surgir en la liberación incluyendo pensamientos y sentimientos incómodos, ya no hay nadie allí que tenga más interés en estas cosas. Así que sólo tienden a surgir y rápidamente desaparecen de nuevo. Nisargadatta dice que el mundo está hecho de de aros pero los enganches son de usted. Y en la liberación de alguna manera los enganches simplemente se disuelven.

P. Usted ha dicho que no hay ningún proceso que pueda llevarnos a la liberación. Esto parece estar en conflicto con todas las tradiciones espirituales. ¿Cómo puede ser verdad?

R. Esta es una pregunta muy importante ya que se enfrenta a todo el concepto de la búsqueda espiritual y de la adición del buscador a la creencia de que hay un estado que puede alcanzarse y que hay métodos que le permiten alcanzarlo. Llamemos a ese estado 'iluminación personal'. El buscador espiritual tiende a creer en la posibilidad de la iluminación personal y tiene la idea de que hay una persona que puede finalmente alcanzar la iluminación a través de un proceso de auto-mejoramiento. Él o ella pueden creer que este proceso podría tardar varios años o tal vez varias vidas. Esta es la idea que alimenta gran cantidad de la búsqueda espiritual, no importa qué camino o método se está siguiendo.

El impulso básico que hay detrás de esta idea es la sensación de que ahora mismo soy incapaz. Reconozco que no estoy iluminado y, por supuesto, estoy en lo cierto en esto porque nadie está iluminado. No hay tal cosa como una persona iluminada. Ni tú ni yo ni nadie nunca será una persona iluminada. Sin embargo, el buscador tiene esta creencia de que hay algo llamado iluminación personal y que hay por ahí personajes santos, tal vez deambulando con ropas de asceta, tal vez con larga barba o cabeza rapada, que han alcanzado ese estado.

Si soy un buscador, probablemente creeré que hay un proceso por el cual yo, una persona que todavía no está iluminada, puede convertirse en uno de estos seres santos. Por lo general, también hay la creencia de que cuando esté iluminado obtendré una gran recompensa. Seré todo conocimiento, profundamente sabio y compasivo. Seré respetado y venerado...

P. Carismático...

R. Tal vez carismático. Tendré una enorme aura dorada. (Risas) He estado a punto de decir: "ego dorado". Este es mi desliz freudiano de hoy. Tendré una enorme aura dorada que atraerá a la gente y me venerarán y se sentarán a mis pies y yo seré capaz de guiarlos por el camino de la iluminación. Quizás lo más importante es que voy a ser tremendamente envidiado por todos mis amigos.

Alguna versión de esta historia es mantenida como creencia básica por muchos buscadores. Esta es la historia de llegar a ser, de la rutina de los senderos espirituales, de la evolución espiritual. La historia es que aquí hay una persona y esta persona, a través de sus esfuerzos, a través de limpiar su pasado karma, a través de su gran humildad y a través de la gracia del gurú puede alcanzar este estado de iluminación.

En realidad, incluso en una fracción de segundo del despertar, si hay completa exactitud en informar lo que se ve, sin lugar a dudas se ve que no hay nadie, que la persona es una apariencia, una especie de ilusión. Pero cuando la persona regresa puede rechazar esto. Muy a menudo será rechazado y se volverá a la búsqueda espiritual. Sin embargo lo que se ve en el despertar es que no hay ninguna persona que haya hecho nunca nada.

Ninguna persona ha seguido un camino espiritual, porque no hay nadie. Ninguna persona ha ganado la gracia porque no hay nadie. Ninguna persona ha seguido a un verdadero gurú y recibido el mantra que aumentará su vibración espiritual al nivel de la iluminación porque no hay nadie. Esto se ve absolutamente en una fracción de segundo del despertar. Pero cuando la persona regresa puede negar esto y muy a menudo lo negará. Luego puede volver a su camino espiritual, a su gurú y a su devoción. No hay nada malo en ello, pero no hay ninguna persona que se acerque a la liberación a causa de ello. Esto se ve en el despertar y después del despertar, cuando la persona vuelve, puede ser reconocido o puede ser denegado. No significa completamente nada lo que suceda. No importa lo que suceda, pero esas son las dos posibilidades.

Entonces cuando se comprende la liberación terminan todas las búsquedas. En la liberación ya no hay ninguna posibilidad de que haya una persona que se crea a sí misma incapaz y que crea que puede hacerse por sí misma adecuada a través de trabajo espiritual como la meditación, devoción o el estudio, o de cualquiera de los otros yogas. Lo que se comprende en la liberación es que no hay nadie que pueda hacer nada de esto y no hay nadie que nada de esto podría tener un efecto sobre él.

Como no hay una persona, treinta años de meditación no pueden purificar a la persona. No hay nadie para ser purificado. La liberación trae consigo el final absoluto de la búsqueda porque se ve que no hay ninguna persona, no hay separación y no hay nada que buscar. No puede haber nada que buscar cuando se ve que esto es todo lo que hay. No hay ningún lugar adonde ir, no hay nada que encontrar, ya está aquí. Este es ya el paraíso.

P. Pero has dicho que mientras haya una persona debe haber la búsqueda. ¿Qué quieres decir con eso?

R. Cuando un bebé nace no tiene sentido de separación ni tampoco tiene auto-consciencia. En cierto momento, tan pronto como la auto-consciencia surge, el bebé se convierte en una persona. Se convierte en una persona porque con la auto-consciencia surge el sentido de separación. A partir de entonces también hay miedo personal y vulnerabilidad. Tan pronto como me percibo a mí mismo separado me siento amenazado por otras personas o por las circunstancias. Así que tengo que empezar a protegerme a mí mismo, para proteger mi autonomía.

Desde el momento de la separación se siente que falta algo y esto es porque hay algo que falta. Lo que falta es el sentido de unicidad en que yo nací, el sentido de unidad. Y entonces la persona empieza a buscar. Lo que está buscando es terminar con la sensación de separación, terminar con la sensación de vulnerabilidad personal y el miedo. Pero esta búsqueda puede tomar muchas formas diferentes y la mayoría de estas formas no supondrán una búsqueda espiritual consciente o una búsqueda consciente de la unidad.

Por el contrario, la búsqueda surgirá debido a un sentido de insatisfacción con todo lo que sucede en esto, en la presencia. Habrá una búsqueda de algún tipo de bienestar que si se encuentra, surgirá de nuevo la insatisfacción con bastante rapidez y, a continuación, la búsqueda comenzará de nuevo para otra cosa. Por ejemplo, la búsqueda podría ser para el bienestar físico, la seguridad, la riqueza, la excitación o una relación. La mayoría de la gente pasará por los procesos comunes de intentar sentirse mejor en su vida. El hecho es que, una vez que existe el sentido de una persona separada, tendremos la sensación de que esto no lo es. Todo podría marchar bastante satisfactoriamente y en ese caso, sólo se sentirá que esto no es bastante. Casi lo es, pero si sólo pudiera ajustarlo un poco, entonces realmente lo sería.

Podríamos describir la evolución de la vida de una persona simplemente como el número de intentos de transformar una vida en la que siente que falta algo en una vida en la que siente que es completa y satisfactoria. Y que nunca ocurre. Por lo menos nunca ocurre por mucho tiempo. Una de las razones de ello es que tenemos impulsos conflictivos y contradictorios. Si la vida de alguna manera se organiza de modo que uno de mis impulsos es satisfecho esto más o menos automáticamente significa que otro de ellos no será satisfecho.

Por ejemplo, en algún momento de mi vida puedo ser consciente de que anhelo profundamente una relación. Puedo tener la sensación de que falta algo y de querer unirme a otra persona. Si puedo lograr esto, probablemente no pasará mucho tiempo antes de sentir otro anhelo que podría ser el de mayor independencia o de unirme a otra persona diferente. Mientras estoy cumpliendo mi necesidad de intimidad con alguien mi sentido de independencia puede verse amenazado. Y mientras estoy cumpliendo mi necesidad de independencia no podré cumplir mi necesidad de intimar con alguien. Se puede decir que hay una insatisfacción inherente en el juego mismo.

La persona siempre estará buscando la manera de superar su sensación de insatisfacción o separación. Las formas habituales de buscar incluyen entre otras adquirir una educación, conseguir un empleo, ganar dinero, entablar una relación, la creación de un hogar, tener hijos, la búsqueda de aventuras de todo tipo, viajar, conseguir bienes como ropa y automóviles. Podemos pasar por períodos en nuestras vidas en que sentimos que nuestra sensación de insatisfacción sólo puede ser resuelta si encontramos el perfecto sofá IKEA o si entregamos nuestro Ford y compramos en su lugar un BMW.

Para algunas personas, sin embargo la separación se siente más como una sensación de insatisfacción con su estado interior. Estas personas podrían tratar de resolver esto a través de la psicoterapia o el desarrollo personal. Hay tantos medios que se ofrecen ahora en el movimiento del crecimiento personal y en el bazar psicoterapéutico. Las mismas personas en un momento diferente de sus vidas, u otras personas, podrían ser atraídas hacia senderos espirituales; a la meditación, a la devoción, a realizar cánticos, a reunirse con gurús. La lista es interminable. La lista de cosas que intentaremos realizar con la esperanza de que pondrán fin a la sensación de separación, este núcleo de insatisfacción, es absolutamente interminable. Son legión, los métodos que la mente inventará, los caminos de los que la mente contará historias.

En cierto modo, la única diferencia entre mi intento de terminar con mi sensación de insatisfacción buscando el perfecto sofá y mi intento de hacerlo siguiendo un camino espiritual es que el segundo implica una mayor auto-consciencia de la búsqueda. En el segundo puede haber conciencia de que tengo un deseo de resolver la sensación básica de separación dentro de mí, mientras que si estoy comprando un sofá no hay por lo general mucha auto-consciencia en esta búsqueda. Probablemente soy consciente de que sólo quiero que mi trasero esté más cómodo. Pero ambos son igualmente válidos y no válidos, significativos y sin sentido. No hay ninguna diferencia en lo que haga porque ninguno de ellos va a lograr resolver la sensación de separación.

Estoy dudando de hablar de la siguiente parte porque no quiero que parezca un método. Debería hacer pública una advertencia sanitaria acerca de ello (risas). Si somos conscientes de que estamos buscando y hemos tenido nuestra psicoterapia y nuestra sanación espiritual, hemos sido devotos de un gurú, practicado budismo y danzado por todo nuestro bazar de la Nueva Era, entonces es posible que de la continua sensación de frustración y decepción que aparece y de la realización final de que nada de esto funciona, que nada de esto resuelve la sensación de separación, puede haber una renuncia que surja de todo esto. Y de esa renuncia tal vez la simple visión de esto pueda ocurrir.

Pero, por supuesto, es imprudente para mí decir esto porque podría tomarse como una sugerencia de que hay un método, el cual si te sumerges en el mayor número de senderos espirituales posibles hasta descubrir que ninguno de ellos funciona, entonces tal vez el despertar suceda. Y eso no es cierto. Este no es un método porque no hay una persona que pueda elegir sumergirse en muchos senderos espirituales diferentes. Todo lo que podemos decir es que meditar en la gracia del gurú puede surgir o puede que no. No hay nadie que pueda elegir.

Por lo tanto, hay insatisfacción, la sensación de que esto no es ello. Hay la sensación de que este no es el paraíso prometido, el paraíso prometido está siempre en algún momento del futuro. Esto conduce a la búsqueda. No hay nada malo con ninguna de las diferentes formas de buscar. De hecho en la historia de una persona que vive una vida muchas de estas formas de búsqueda puede hacer que la vida sea mucho más confortable, ya sea comprando un sofá para descubrir que su trasero se siente más cómodo viendo la televisión, o haciendo psicoterapia para descubrir que su vida emocional es más estable después de haber perdonado a sus padres, o siguiendo un sendero espiritual para descubrir que se encuentra más contento en su vida diaria cuando está en contacto con el amor de la Madre Divina o la gracia del gurú.

Cualquiera de estas formas de búsqueda puede conducir a que una persona se sienta mucho más cómoda. Pero eso es todo lo que tienes. Tienes a una persona que está más cómoda en su prisión. Si te encuentra en prisión, es mucho mejor sentirse cómodo, tener un sofá suave y quemar incienso en el rincón. Pero eso no hace que la persona salga de la prisión en la que se percibe a sí misma dentro.

Nada sacará a la persona de su prisión porque la persona es la prisión. Cuando la persona desaparece entonces se ve que desde el principio nunca ha habido una prisión.

P. Richard, ¿por qué dices que es imposible describir la no-dualidad usando el lenguaje?

R. El problema con el uso del lenguaje es que el lenguaje es por su naturaleza dual. El lenguaje sólo puede referirse a fenómenos - a pensamientos, emociones, sensaciones y objetos. El lenguaje describe el mundo de la apariencia en la que todo se percibe separado. No hay un lenguaje que pueda describir la no-dualidad y no hay posibilidad de que exista ese lenguaje. No es una limitación del tipo de lenguaje que utilizamos, se trata de una limitación de la naturaleza misma del lenguaje. Lo mejor que puede hacer el lenguaje es describir la dualidad y luego decir que la no-dualidad no es eso. Pero por supuesto eso no nos lleva muy lejos.

La visión de la no-dualidad, que no hay separación, no puede expresarse por palabras. El lenguaje sólo puede referirse a ello indirectamente. Sin embargo los conceptos acerca de la no-dualidad pueden expresarse sin fin en un lenguaje con una complejidad muy desarrollada. Cuanto más sutilmente expresa la mente estas ideas, más complejas y desarrolladas llegan a ser. Muchas de estas ideas son profundamente erróneas. El más común de estos conceptos erróneos es la idea de que hay alguien que puede hacer algo para resolver su sentido de separación; en otras palabras, que hay una persona que es capaz de descubrir que no es una persona.

El completo absurdo de esta idea es a menudo camuflado por un pensamiento muy sutil y complejo. Así que puedes tener una comunicación que exprese ideas muy seductoras sobre la no-dualidad, presentándola como algo que puede lograrse a través de un sendero espiritual evolutivo. Estas ideas no tienen una conexión real con la no-dualidad pero puede ofrecernos una historia muy convincente sobre ella, aunque totalmente sin sentido.

Por supuesto la mayoría de las personas no tienen ningún interés en la no-dualidad o en comunicar sobre ella. Prefieren seguir adelante con cosas que son más interesantes (risas), como el estudio de la filosofía budista o calcular qué caballo podría ganar mañana la carrera 3,30. Y cuando se habla de la no-dualidad, la mala comunicación es mucho más común que una comunicación clara.

Esto se debe en parte porque la mala comunicación de la no-dualidad es a menudo más interesante ya que puede suponer maravillosas historias acerca de los procesos espirituales y una persona que gradualmente se vuelve cada vez más pura y sabia en toda clase de formas fascinantes. Hay mucho que decir sobre la mala comunicación de la no-dualidad. Podemos discutir todas las técnicas de la evolución espiritual, la purificación a través del trabajo y la devoción, el desarrollo de la compasión y cómo estar aquí ahora - todas las habituales historias del desarrollo espiritual.

Si nos atrae el Sexo Tántrico o seres de otras dimensiones como los espíritus guía, dioses y ángeles, estas historias son aún más interesante. Podemos llenar todo un universo imaginativo y esto parece mucho más fascinante que una simple taza de café o una hoja caída de un árbol en otoño. Pero, por supuesto, es sólo llenar un universo imaginativo. No hay nada malo ni bueno en esto. Es simplemente lo que es. Es sólo lo que surge para algunas personas.

Sin embargo, ninguno de los senderos de desarrollo espiritual que se recomienda que siga una persona con el fin de descubrir que ella es irreal tiene nada que ver con la no-dualidad. Uno de los problemas con la comunicación de la no-dualidad es claramente que no hay mucho que la mente encuentre interesante o pueda obtener y así la mente es muy probable que lo encuentre bastante aburrido. A la mente le gusta más escuchar mágicas historias sobre la evolución espiritual y aventuras en el sendero hacia una imaginaria iluminación personal.