Ruta de Sección: Inicio > Entrevistas > Encuentro con Yolande

Artículos - Yolande Duran

Encuentro con Yolande

Artículo aparecido en Sources, septiembre de 2012
Yolande Duran

Desde hace unos diez años, Yolande Duran-Serrano vive una experiencia indecible, vuelco súbito, eternamente repetido, de todo su ser a lo más recóndito del Ser. Este estado ―este no-estado― se manifiesta a través de un silencio intenso, un vacío, una plenitud a la vez tan extraordinarios y tan sencillos que durante mucho tiempo no tuvo palabras para expresarlo. Dejándose guiar poco a poco y enseñar por este silencio, va sintiendo cada vez más el gusto de compartir esta manera de ser en el mundo, impregnada de ligereza y de simplicidad. En estas páginas testimonia esta liberación interior espontánea, sobrecogimiento por la Última Realidad de sí misma y de todo, que es "La última curación, puesto que cura de la idea de ser una persona..."

"Un instante de la vida del hombre tiene el valor de una vida... Sé plenamente tu 'yo soy'; la espontaneidad te dará la aparición del ser en el no-ser..."

- Sri Nisargadatta Maharaj

En tus palabras, ofreces el testimonio de una apertura repentina sin referencias o largas búsquedas espirituales. ¿Cuáles fueron las circunstancias de ese despertar?
―Un instante bastó para ver que todo lo que creía ser, no lo soy. Descubrí por mí misma mi auténtica naturaleza, y desde entonces estoy en un asombro profundo.

¿Puedes describirnos lo que sentiste durante ese instante en que se produjo el despertar?
―Una evidencia absoluta que ha tomado el poder sobre todo lo que yo creía ser. Una fuerza que ha tomado el poder sobre los tres estados (estar despierto, dormir, soñar) y sobre todos sus contenidos. Es la fuerza más potente del universo. EL SILENCIO CURA. Mi visión cambió del todo. Ya no soy yo quien ve con los ojos de mi cuerpo, sino que es el silencio el que ve. Es un estado constante libre de pensamientos. En una palabra, mi auténtica naturaleza no es pensar sino ver cómo este cuerpo y sus sentidos desempeñan sus papeles.

¿Qué ves diferente?
―De hecho, antes, mi atención estaba focalizada en el mundo, y desde este encuentro, la atención se focaliza en EL SILENCIO. Así, pues, tenga los ojos abiertos o cerrados, sólo veo esto.

¿Cuál es tu enseñanza?
―La enseñanza de Yolande no es más que la expresión de su propia experiencia y su realización.
Una persona realizada utiliza su propio lenguaje.
EL SILENCIO es el mejor lenguaje.
EL SILENCIO es la auténtica enseñanza.
EL SILENCIO es mi única referencia.
En el silencio de nuestros encuentros, dejémonos guiar por el poder del Silencio.

Numerosos enseñantes espirituales acompañan sus conceptos, su presencia, con ejercicios, se tiene que efectuar un "trabajo" para alcanzar la realización. Yo mismo he seguido estos caminos durante varias décadas y veo a mis congéneres haciendo todos estos esfuerzos. ¿Qué resultado obtienen? ¿Cuál es tu opinión?
―Todos los caminos llevan a Esto, hasta el día en que descubres por ti mismo que estás en el origen del camino. La fuente de tu historia y no la historia. Esta última visión te ancla en tu lugar justo. En tu auténtica naturaleza, es decir, el Amor incondicional, el que no se piensa sino que se experimenta.

Desde hace años emerge una corriente, de la que formas parte, que expresa directa y simplemente una corriente no-dual. Esto recaba un auténtico eco entre ciertas personas y, desde luego, suscita críticas por la ausencia de prácticas.
―La única práctica que tenemos es el sentido de la existencia. Sea uno espiritual o no. Todos pasamos por el sentido de la existencia de manera espontánea desde la infancia. La existencia (la persona) tiene el poder durante unos cuantos años. Mucha gente ni siquiera se da cuenta de que está atrapada y limitada en el sentido de la existencia.
―Y luego, basta un instante, el sentido de la inexistencia toma el poder espontáneamente. Eso es todo. Así, la práctica es la misma para todos: LA VIDA. Las críticas están en la vida, pero la vida está en nosotros.

En tus palabras testimonias, después del despertar, una alternancia ininterrumpida de expansión-estrechamiento-dilatación que constituye tu vida. ¿Puedes decirnos algo de lo que te atraviesa?
―Sí, cuando cierro los ojos, todo se reabsorbe en esta energía silenciosa del vacío. En este espacio de libertad, todo puede expresarse. Se manifiesta una fuerza misteriosa. Son Comunicaciones conscientes con planes sutiles del universo. Es como si hubiera una conciencia de la expansión del universo. A continuación se presentan apariciones: personas angustiadas a las que nunca he visto desfilan en "lo que ve", animales, partes de la Tierra que jamás he visitado, caras de gente muerta y viva. El súmmum de lo que somos es esta energía pura no orientada que se expresa de múltiples maneras.
Lo importante es conocerse de verdad.
La realidad rebosa de vida a su manera.

¿Cómo definirías tu relación con el mundo, con el exterior?
―El mundo objetivo no es más que la expresión de lo que soy. Mis sentidos están focalizados y anclados en este misterio supremo. Tanto si mis ojos están abiertos como si están cerrados, sólo veo Esto.
La Energía pura se expresa mediante formas diferentes pero no separadas.

Con frecuencia, los buscadores espirituales plantean preguntas relativas a los esfuerzos o ejercicios necesarios para alcanzar este despertar. Cuando te piden un método, un ejercicio, ¿qué contestas?
―Todo está dado, todos llevamos en nosotros la capacidad para despertarnos al Eterno Presente. No obstante, hay dos caminos o dos posibilidades, o dos cumplimientos.
―O bien se cumple a través de un largo, lento y duro trabajo que es el trabajo de la comprensión, lo que yo llamo la vía progresiva; o bien, un buen día, uno descubre de repente, por la vía directa, su naturaleza profunda. Es lo que yo llamo el despertar espontáneo, la vía directa.

Tu libro se titula El Silencio cura. ¿Cómo definirías este silencio?
―No puedo definir este silencio, sólo puedo vivirlo. No estamos separados. El silencio es esta energía misteriosa que es más potente que la energía del sol.

Para concluir nuestra entrevista, ¿qué podrías añadir?
―Tengamos confianza. La paz y la tranquilidad son nuestra naturaleza profunda.
―La respuesta debe venir espontáneamente.
―No hay solución para ser lo que somos verdaderamente, ¡porque ya lo somos!

Para ti, ¿qué es Amar?
―Amar es tener conciencia de la eternidad... El AMOR no se piensa... ES... sencillamente, antes de pensar ser.

Entrevista efectuada por Jean-Pierre Chometon
Fuente: Yolande Durán Serrano. Enamorada del Silencio (Ed. Trompa de Elefante, 2013)