Ruta de Sección: Inicio > Charlas > Una Espiritualidad Revolucionaria (2)

Artículos - Ken Wilber (2016)

Una Espiritualidad Revolucionaria (Segunda Parte)

por Ken Wilber integral life - 2 Noviembre 2016
Espiritualidad revolucionaria

Esa es una simple visión general de la dimensión del Desarrollo que todos los seres humanos tienen a su disposición. Así que permítanme ahora darles una versión igual de rápida como introducción al camino del Despertar al que todos los humanos tienen acceso. Hemos mencionado un poco el Despertar, pero en realidad no hemos entrado en detalle. En libros como Integral Spirituality y The Religion of Tomorrow, presento una versión mucho más detallada e intercultural de los distintos pasos o etapas que la mayoría de las grandes tradiciones de sabiduría del mundo presentan como un mapa general del propio Camino del Despertar. Aquí, voy a presentar una visión introductoria mucho más simplificada. Esta refleja el consenso general de los grandes sistemas de meditación del mundo de que todos los seres humanos tienen a su disposición una serie de estados naturales de consciencia; y que cuando uno entra a estos estados en plena conciencia, se puede experimentar un tipo diferente de experiencia espiritual o unidad espiritual. Estos diferentes tipos de unidad espiritual incluyen el misticismo de la naturaleza, el misticismo de la deidad, el misticismo sin forma, y el misticismo de unidad o no dual. Y los estados de consciencia responsables de estas experiencias incluyen el estado de vigilia (o estado denso), el estado de sueño (o estado sutil), el estado profundo sin sueños (o estado causal), turiya o el estado de conciencia pura, y turiyatita, o consciencia de unidad final (y la Identidad Suprema, que los tibetanos llaman un Solo Sabor). Cada uno de los diferentes estados de consciencia, cuando se entra con plena Conciencia, producirá uno de los diferentes tipos de experiencia espiritual. Además, cuando cada uno de esos estados naturales de conciencia participan plenamente en la meditación, realmente producen las diversas etapas principales de desarrollo meditativo ― esos estados se convierten en las etapas del Despertar, terminando en una "consciencia de unidad final" (conocida también como Iluminación, Despertar, Metamorfosis, Satori, la Identidad Suprema, la Gran Liberación).

Pero realmente puedes olvidarte de todo eso. Lo que sobre todo quiero destacar aquí es simplemente que puedes interpretar la noción del Despertar de la forma que quieras, y los principales puntos que he mencionado aquí van a ser exactamente los mismos. Por lo tanto, puedes interpretar una gran experiencia de Despertar como un sentido de Unidad Total de ti mismo y del universo entero; o una profunda Unidad con Dios o el mismo Espíritu; o una Unidad completa con un Amor universal, o, si lo prefieres, un Dios Amoroso; o como la práctica de algo como el mindfulness (atención plena) u oración centrante (centering prayer); o la sensación de ser salvado por un Salvador personal; o la realización de que tu Yo más profundo es atemporal y eterno y nunca morirá; o caminar en la naturaleza, la sensación de que eres uno con toda la naturaleza; o que eres perfectamente uno con Gaia y con la Gran Trama de la Vida; o que hay un Abismo infinito y un Vacío sin fin que es el Fundamento y la Fuente de todo Ser y Devenir; o que tú mismo, en la parte más profunda de ti, está el verdadero creador y sustentador de todo el universo; o que la evolución en sí es el Espíritu creativo de todo el mundo, y tú eres uno con eso. Verdaderamente, cualquier visión que tengas ahora de lo que significa un verdadero Despertar espiritual, está bien. La cuestión es la misma: tu interpretación dependerá exactamente de la etapa del proceso de Desarrollo en que te encuentres (que es la etapa que realizará la interpretación) ― egocéntrica, etnocéntrica, mundocéntrica o kosmocéntrica.

Actualmente, hay una reciente visión común del Despertar que revela el hecho de que, en el mundo real, todo está completamente conectado a todo lo demás; y que todas las cosas en todo el universo están totalmente interconectadas y entrelazadas. Este punto de vista de una Unidad total a menudo se relaciona con algunos desarrollos recientes en la ciencia moderna, lo que sugiere que la ciencia misma está avanzando hacia esta visión unificada ― y esto es a menudo mencionado como un "nuevo paradigma" en la ciencia. Pero aquí tenemos que ser un poco cautelosos, porque aquí la ciencia está empezando a asumir un papel espiritual y una visión espiritual. De momento no hay nada malo en ello; pero si hacemos eso, simplemente tenemos que recordar que, al igual que es importante que nuestros sistemas espirituales incluyan no sólo un verdadero Despertar, sino también un auténtico Desarrollo, así también es crucial para cualquier ciencia que pretenda dar a conocer un mundo de Unidad que incluya también en su ámbito de competencia no sólo esa idea teórica y conceptual de Unidad, que viene de una etapa superior de Desarrollo intelectual, sino que también incluya una experiencia directa ―no conceptual, no teórica, no intelectual, trans-racional― de esa Unidad, que viene de una etapa superior de Despertar. En otras palabras, y diciéndolo de forma más simple, si la ciencia va a empezar a actuar como la espiritualidad, entonces definitivamente tiene que incluir a ambos, un Desarrollo y un Despertar. De lo contrario, todo es hablar conceptual, no un andar experiencial. Es decir, palabras huecas.

Así que ha habido un gran número de presentaciones teóricas como la última que pretende demostrar que los desarrollos recientes en las ciencias de vanguardia son totalmente compatibles con un mundo de auténtica Unidad ― un mundo totalmente unificado donde todo está conectado con todo lo demás en una Unidad interrelacionada, y esta Unidad absoluta es el verdadero estado del universo según la ciencia reciente. Quizás. Pero este Despertar no es una idea o una teoría o una noción intelectual o conceptual. Todas ellas pertenecen solo al camino del Desarrollo intelectual, y, a lo sumo, representan un tipo de sistema de creencias de la etapa-4-Integral que la ciencia moderna está descubriendo y utilizando cada vez más (creando numerosos avances en un gran número de campos). Pero de lo que estoy hablando ahora es de una experiencia directa e inmediata, una experiencia directa en el camino del Despertar, no sólo una nueva idea en el camino del Desarrollo (por muy avanzada que esa nueva idea pudiera ser ― y hay un lugar para eso; también hay sin duda un lugar para un verdadero Despertar, y ese es el problema).

Se dice, por ejemplo, que la moderna Mecánica Cuántica nos muestra un mundo totalmente unificado de pura unicidad entrelazada ― exactamente igual a la experiencia espiritual icónica de la consciencia de Unidad final. Pero realmente no es así. Si la Mecánica Cuántica nos muestra algo, es una fórmula matemática conceptual teórica, que puede o no puede ser cierta. Pero incluso si es cierta (creo que lo es), todavía no es ni de lejos la experiencia directa de la que estoy hablando. Si la física moderna nos hubiera mostrado en realidad ―directamente― este mundo verdaderamente unificado del Despertar, entonces todo físico profesional vivo habría tenido este tipo de experiencia de unidad mística, cuando en realidad ninguno de ellos tiene. Porque no es lo mismo en absoluto. El mundo que la ciencia moderna nos muestra es un mundo del intelecto, y por lo tanto un mundo de conceptos, ideas e inteligencias múltiples de Desarrollo; no es un mundo de experiencia directa, de primera persona, inmediato, no conceptual, no teórico, no dual, completamente total, de unidad absoluta, como es definitivamente el camino del Despertar. La física moderna no produce un Satori en absoluto; un auténtico camino del Despertar produce un Satori, y esos son dos caminos completamente diferentes, y es por eso que nunca se producen los mismos resultados. (Tú no pasas en el colegio un examen sobre la evolución cuando, y sólo cuando, tienes una experiencia directa de que {cita} "Soy directamente uno con toda la evolución; yo soy el creador de, y totalmente uno con, la totalidad de este universo"; no, tú pasas el examen, completa y totalmente al 100 por cien, cuando teóricamente regurgitas las ideas intelectuales básicas involucradas, eso es todo, no hay en ello nada místico o espiritual en absoluto)

Algunos defensores dirían: "Bueno, ambos están apuntando al mismo territorio unificado, sólo hablan de él en términos diferentes". Bien, ambos tienen un hablar para ello; pero solamente un camino del Despertar, no del Desarrollo, también tiene el andar real para alcanzarlo, por eso prácticamente ningún físico profesional lo alcanza realmente. Y, además, todos los caminos del Despertar sostienen que de todas formas no se puede hablar del propio territorio real ―no es conceptual, no es teórico, es trans-racional, supra-mental― de manera que el Tao Te Chang dice, "El camino del que se puede hablar no es el camino final". El camino final está más allá de las ideas, los símbolos, las palabras, los conceptos y los intelectos ―está más allá de todos ellos, no es capturado por ellos, como sin duda cree la teórica Mecánica Cuántica― así que el territorio al que se están refiriendo no es en realidad el mismo en absoluto. Un territorio es relativamente verdadero porque se aplica a un área particular de la realidad, la sub-cuántica; el otro es la verdad final, porque existe como el Fundamento de TODA realidad, no sólo una parte de ella. Diferentes hablares, diferentes andares ― lo que simplemente quiero decir es que AMBOS son necesarios, pero no podemos ir por ahí con un único completo sustituto intentando reemplazar al otro. No podemos tener un marco teórico conceptual que es comprendido por el pensamiento totalmente confundido con el Fundamento no conceptual de Toda la Realidad que es conocido por la experiencia directa y la conciencia no conceptual.

Por lo tanto, lo que nos encontramos en muchas de las ciencias modernas y posmodernas es una ciencia que se está haciendo desde las etapas holística o integral del Desarrollo intelectual ― una visión intelectual de la etapa 4 según el esquema de Gilligan. Y estoy de acuerdo, eso es lo que está pasando (y por eso utilizo completamente esas ciencias como parte del marco intelectual que proviene de estas etapas más altas del Desarrollo). Y el punto importante aquí es que esas ciencias de vanguardia se están llevando a cabo desde el mismo nivel de Desarrollo del que también queremos que proceda nuestra inteligencia espiritual ― es decir, desde un nivel integral de la etapa 4 del Desarrollo (un nivel de Desarrollo conocido en diferentes modelos de desarrollo como sistémico, integral, verde azulado o turquesa, visión-lógica, centáurico, autónomo, estratégico, Visión Global, aperspectiva-integral, y así sucesivamente). (Y recuerda: la inteligencia espiritual es uno de los dos tipos de compromiso espiritual que tenemos, el que llamamos Desarrollo, que es la forma en que pensamos y concebimos y razonamos e interpretamos nuestras últimas realidades espirituales ― nuestra comprensión intelectual general del Espíritu; y el otro es nuestra propia experiencia espiritual directa o Despertar, nuestra experiencia directa e inmediata de una Realidad espiritual o final, y no sólo nuestras ideas, conceptos y teorías acerca de ella. Por supuesto ambos están siempre presentes en cualquier individuo, y por eso queremos evolucionar a las etapas más altas en los dos.)

Así que queremos interpretar nuestro Despertar unificado desde el nivel Integral de Desarrollo ― y no desde un nivel inferior de Desarrollo egocéntrico o etnocéntrico; y por supuesto no queremos olvidar completamente el propio Despertar (lo que hacen todas las ciencias). Cuando el más alto Desarrollo interpreta el más alto Despertar ― este es el mejor de todos los mundos, porque entonces tenemos el nivel más evolucionado de Despertar que ha surgido hasta la fecha (a saber, el de la consciencia de unidad final, o pura unidad no-dual), interpretado a partir del nivel más evolucionado de Desarrollo que ha surgido hasta la fecha (a saber, el de la inteligencia integral de la etapa 4). El más Brillante interpretado por el Mejor, ― hay una espiritualidad verdaderamente inclusiva y auténtica en las grandes tradiciones de sabiduría del mundo. Y si la ciencia quiere jugar a este juego, tiene que cumplir con los mismos requisitos, o sino permanecerá tan fragmentada y parcial en su forma, como lo están ahora la mayoría de las religiones tradicionales. Ninguna de ellas incluye y abraza a ambos, el Despertar y el Desarrollo (la ciencia ignorando el primero y la religión el último ― y en ese sentido, de todos modos, una desgracia en ambas casas).

Así que cualquier versión de un Despertar espiritual en el que creas estará bien, sólo que asegúrate primero de que se trata de un verdadero Despertar o experiencia directa de unidad no conceptual, y no sólo una idea intelectual, conceptual o teórica disfrazada que en realidad viene de una inteligencia múltiple en el Desarrollo. Puedes leer el libro El Tao de la Física cien veces, y aun así no tendrás un Despertar o una experiencia satori genuina.

Así que, como he dicho, he llegado a algunas conclusiones acerca de los pasos o etapas generales de un auténtico Despertar que necesitan ser combinadas con las etapas generales en un verdadero Desarrollo, pero cualquier idea que tengas de un auténtico Despertar estará bien para los puntos que queremos comentar. Eso sí, no hay que confundir el mapa intelectual (que se encuentra en el Desarrollo) con el territorio de la experiencia (que se encuentra en el Despertar).

Un punto importante aquí es que nuestra inteligencia espiritual (la forma en que pensamos y conceptualizamos el Espíritu) puede realmente crecer y evolucionar más allá de [la etapa] egocéntrica y etnocéntrica hasta la kosmocéntrica e integral, y en ese momento, nuestra inteligencia espiritual seguramente pueda conectar con esas ciencias de vanguardia ― porque ambas vienen del mismo nivel en el ámbito del Desarrollo espiritual. Esas etapas (egocéntrica, etnocéntrica, mundocéntrica, integral) son las etapas de desarrollo, no sólo de la ciencia o de la inteligencia científica o del Desarrollo científico, sino también de la inteligencia espiritual o Desarrollo espiritual. Y esa etapa superior de la inteligencia espiritual, procedente de la etapa-4 Integral, es la que la religión occidental abandonó y negó cuando contrajo un caso de atrofia del desarrollo en la etapa etnocéntrica de Desarrollo, e hizo de esta etapa un dogma absolutista que debe ser creído para que se produzca cualquier tipo de salvación.

La ciencia, por otra parte, siguió creciendo (en la corriente del Desarrollo) y continuó su evolución desde las etapas egocéntrica y etnocéntrica a la mundocéntrica y más recientemente las etapas kosmocéntrica e integral, por lo tanto, la ciencia está empezando a transmitir, no una versión del mundo parcialmente unificada, etnocéntrica, fragmentada, como lo hizo en todas sus formas tempranas, sino más bien una visión del mundo holística, sistémica e integrada derivada directamente de una postura integral. Repito, esta es exactamente la etapa ―no etnocéntrica, sino integral― de la que también queremos que proceda nuestra inteligencia espiritual, y, de hecho, ya hay numerosas versiones de lo que parece ser una inteligencia espiritual integral (véase, por ejemplo, las obras de Dustin DiPerna, que mencionaré de nuevo al final de esta presentación). Pero todos estos avances ―tanto en la ciencia como en los aspectos intelectuales de la espiritualidad (es decir, en la línea múltiple de la inteligencia espiritual)― son etapas del Desarrollo, y ninguna de ellas por sí misma, ni la ciencia conceptual ni la espiritualidad conceptual, producirán una genuina experiencia real y directa de un mundo verdaderamente unificado de Unidad radical, que es una experiencia que procede únicamente de las etapas en el camino del Despertar, y la ciencia, como ciencia, no nos da eso. (Ni, por supuesto, una mera inteligencia espiritual ― puedes leer cien libros acerca de la unidad mística, y memorizar todo lo que se ha dicho sobre ella por los más grandes santos y sabios del mundo, pero a menos que realmente emprendas una práctica de Despertar, nunca conocerás directamente este estado de unidad espiritual. Esto es lo que se conoce como la diferencia entre un conocimiento por descripción ―donde sólo conoces una descripción o un mapa o una representación de algo― en comparación con un conocimiento por experiencia directa ―donde conoces la cosa directa e inmediatamente en tu propia conciencia y experiencia. La confusión entre estos dos (tipos de conocimiento) sería como querer pasar unas vacaciones en las Bermudas, y lo único que haces es conseguir un libro de fotografías de las Bermudas y pasar dos semanas viendo esas imágenes, mirando las meras representaciones del territorio real, en lugar de ir al propio territorio real.)

Así que en ese sentido, ¿nunca te ha parecido gracioso que, con todas las nuevas ciencias que se dice que son parte de este "nuevo paradigma" ―y estas incluyen la mecánica cuántica, la teoría de la complejidad, la teoría del caos, la teoría de redes, la biología, la genómica, la astrofísica, la teoría de cuerdas, la teoría M, la teoría de campos, la teoría entrelazada, entre varias otras― de las que se dice que apoyan un mundo total y completamente unificado de este "nuevo paradigma", y sin embargo, de todas ellas, ninguna ―ni una sola― ha producido algo como un camino del Despertar? ¿Algo como un camino que convierta sus ideas puramente teóricas de un territorio unificado en algo como a una experiencia directa o de un conocimiento directo de esa realidad? Producen sólo teorías intelectuales de la etapa más alta del proceso de Desarrollo, la etapa 4, pero ni un solo ejercicio o práctica que resulte en algo parecido a una experiencia directa de esta realidad unificada con la que dicen estar en contacto (una experiencia que también produciría directamente su propio Despertar). Pero no tienen nada más que un conocimiento por descripción, ni una sola gota de conocimiento directo del territorio unificado real. En otras palabras, no están directamente en contacto con este territorio unificado en absoluto, ni pueden darte la experiencia de este territorio unificado. Cuando se trata de una verdadera realidad espiritual, todo es descripción, ningún conocimiento. Ni una sola de esas ciencias ni siquiera aspira a una experiencia directa de una unidad total con el mundo entero manifestado ― eso ni siquiera tiene ningún sentido para ellas, ninguna de ellas.

Y aquí viene el problema real. Como dijimos anteriormente, las grandes tradiciones de sabiduría del mundo son absolutamente unánimes en que este Territorio real no puede en sí mismo ser descrito directamente en absoluto. Sólo puede ser conocido por el conocimiento directo, no por ningún tipo de descripción. El genio reconocido en esta área es el filósofo-sabio budista Nagarjuna, cuya noción del "Vacío" demuestra que, cuando se trata de la realidad finita relativa, el conocimiento real puede ser dado por descripción, los pensamientos, ideas y conceptos ― y esto es lo que la ciencia normalmente hace, y bastante bien. Pero el conocimiento de la realidad última no puede ser transmitido correctamente por ningún conocimiento conceptual en absoluto (es decir, no puede ser conocido por cualquiera de las inteligencias múltiples en el camino del Desarrollo); sólo puede ser transmitido por una conciencia o conocimiento que viene directamente de un Despertar no conceptual.

La razón es que prácticamente cualquiera de los conceptos que utilizamos sólo tienen sentido en términos de su opuesto ― finito frente a infinito, bien frente a mal, placer frente a dolor, interior frente a exterior, éxito frente a fracaso, y así sucesivamente. Pero el Espíritu o la Realidad última no tiene opuesto en absoluto, es radicalmente, totalmente inclusiva, el Fundamento de absolutamente Todo Ser (sin embargo, incluso esa afirmación sería estrictamente negada, porque "totalmente inclusiva" sólo tiene sentido en términos de "totalmente exclusiva" ― y por lo tanto "totalmente inclusiva" es en sí parcial o dualista). Así que de acuerdo a Nagarjuna, la realidad última no es ni Ser ni No-Ser, ni ambos, ni ninguno. No es ni infinito, ni no-infinito, ni ambos, ni ninguno. No es ni Yo, ni no-Yo, ni ambos, ni ninguno. Y así sucesivamente con cualquier característica que se pueda pensar ― no es ni X, ni no-X, ni ambos, ni ninguno (donde "X" es cualquier pensamiento, concepto, idea o teoría que exista). Así que, aunque la Realidad última no se pueda decir, se puede demostrar ― puedes tener una experiencia directa de Despertar, puedes tener un satori directo, después de lo cual directamente te vuelves uno con esta misma Realidad última, y lo sabes siéndola. En vez de mantenerte fuera de ella y describirla objetivamente, te vuelves directamente uno con ella en una conciencia pura, no conceptual, no dual. Así que conoces este territorio unificado del mundo entero cuando, y sólo cuando, eres directamente uno con este mundo entero mismo. Cada camino de conocimiento por descripción es en última instancia un camino inadecuado y confuso de la auténtica espiritualidad, que sólo utiliza conceptos, ideas y pensamientos dualistas para llegar a lo que no puede ser captado por ninguno de estos, sino sólo mediante la experiencia o el conocimiento directo e inmediato que es una Iluminación o Despertar directo de esta Realidad última. Y para la mayoría de estas grandes tradiciones, todas las afirmaciones hechas mediante un conocimiento descriptivo son negadas ―se le llama "ignorancia divina" o "la nube del no saber" o "mente que no sabe" o la vía negativa― de modo que uno se deshace de las descripciones y en vez de eso recurre a un saber por conocimiento directo, y se conoce esta Realidad última, no describiéndola o pensando en ella, sino siéndola. Y eso se llama Satori, Iluminación, Despertar, Moksha, la Identidad Suprema, la Gran Liberación. Y eso, ni una sola ciencia moderna te lo da, ni incluso intenta dártelo.

Entonces ―y este es nuestro punto fundamental― lo que hemos descubierto es que, aunque la experiencia directa del propio Despertar está más allá de las palabras y los símbolos ―es trans-racional, trans-verbal, pura e inmediata― sin embargo esa misma experiencia es en realidad interpretada por la mente finita y sus propios pensamientos, ideas y estructuras, y aquí es donde entra el camino del Desarrollo. Así que una vez que hayas experimentado tu Despertar, entonces quieres asegurarte que lo interpretas desde la etapa más alta o nivel de Desarrollo que puedas. Y hemos visto que la misma consciencia de Unidad final siempre es interpretada de manera muy diferente por cada etapa de Desarrollo. Así que ese es un punto que debemos recordar.

Y el otro punto ―que estoy haciendo hincapié ahora― es que el Desarrollo en sí mismo no es tampoco un compromiso completo. Necesitas tener la experiencia del Despertar que será interpretada por la etapa de Desarrollo. Puedes llegar hasta el nivel más alto o etapa final de Desarrollo sin haber tenido la más mínima experiencia de Despertar. Y, por supuesto, puedes estar en los niveles más bajos de Desarrollo ―tales como el egocéntrico o etnocéntrico― y entonces no importa lo elevada que sea tu experiencia de Iluminación o Despertar, porque vas a interpretarla de forma muy limitada, parcial, intolerante y prejuiciosa. Y lo que estamos ahora enfatizando es lo contrario ― que hoy en día, muchas personas están utilizando los resultados de las ciencias de vanguardia, que no tienen componentes de Despertar en absoluto, pero que proceden de las etapas más altas de Desarrollo, y como esas etapas más altas son realmente "integrales", ellas a menudo dan a entender, cuando las describen, que se están refiriendo directamente al territorio unificado final o Unidad espiritual. Pero no es así; no son más que niveles del crecimiento de nuestras inteligencias múltiples relativas, y cada etapa se vuelve más y más unificada y más y más total, y cuando se llega a los niveles integrales, ellos parecen, así, integrales o unificados o verdaderamente totales ― y en un sentido relativo, lo son. Pero estas son las inteligencias que conocen el mundo sólo a través de un conocimiento por descripción, no por un conocimiento directo, ciertamente no de una Realidad última. Pero como estas etapas parecen tan unificadas o totales, se confunden fácilmente con la Realidad última de una auténtica e infinita totalidad. Pero si nos detenemos solamente en ellas, todo lo que tenemos es un conocimiento por descripción de los aspectos entrelazados de la realidad ― no tenemos un conocimiento auténtico directo de esas realidades últimas. Y por lo tanto, lo que tenemos que hacer, como siempre, es combinar ambos ― queremos experimentar las etapas más altas de un verdadero Despertar y así directamente llegar a ser uno con esa Realidad última y luego queremos interpretar ese estado, no de una de manera egocéntrica (y pensar que únicamente yo solo soy esa Realidad última); ni tampoco de una manera etnocéntrica (y pensar que sólo mi grupo o pueblo elegido o camino elegido tiene esta Realidad última); ni siquiera en términos mundicéntricos (que tiende a ser antropocéntrico y estar centrado en el ser humano); sino más bien en términos integrales (por lo que interpreto este estado de Unidad final en términos genuinamente unificados o Integrales) ― teniendo así el más alto Despertar interpretado por el más alto Desarrollo.

Así que ¿por qué estas ciencias del "nuevo paradigma" no hacen eso? Bueno, es muy obvio, no están, en modo alguno, involucradas en los aspectos del compromiso espiritual conocido como Despertar, por lo que ninguna de ellas puede producir una auténtica Iluminación, Despertar, Satori, consciencia de Unidad, Un Solo Sabor ― ninguna de esas ciencias ha producido ni una sola forma de contactar con cualquiera de ellos. Eso no es lo que están haciendo ― y si eso es TODO lo que estás haciendo, eso no es una auténtica espiritualidad que verdaderamente incluya todo.

Así que el punto que quiero destacar aquí es que hoy día tenemos dos deficiencias importantes cuando se trata de un auténtico compromiso espiritual. La primera, a la que he dedicado más tiempo, es que ninguna de las grandes religiones del mundo o sistemas espirituales tiene una comprensión de las etapas del proceso de Desarrollo, que podrían ser insuperables en el Despertar, pero totalmente carentes de Desarrollo, y esto puede ser ―y casi siempre lo es― desastroso. Para estos sistemas del Despertar necesitamos desesperadamente añadir una comprensión del Desarrollo. Pero otro problema bastante común es utilizar las nuevas ciencias, que implican al intelecto humano que ha evolucionado a alguna de las etapas más altas del Desarrollo que existen, y que interpreta el mundo para nosotros desde estas etapas superiores de la ciencia teórica. Pero presentar simplemente un nuevo mapa trazado a partir de estas ciencias, un mapa que deja completamente fuera el territorio real, un enfoque que mira las imágenes de las Bermudas y nunca va a las Bermudas en sí, esta es una ciencia que verdaderamente puede venir de las etapas más altas del Desarrollo, pero no tiene un solo ejercicio o práctica para Despertar realmente a este territorio unificado real.

Por lo tanto, donde la religión típica podría tener un Despertar pero ningún Desarrollo en absoluto (y de hecho a menudo sin saberlo procede de alguno de los niveles más bajos de Desarrollo), las ciencias del "nuevo paradigma" admirablemente provienen de las etapas superiores del Desarrollo pero son completamente ignorantes cuando se trata del Despertar ― qué es, qué significa, y cómo hacerlo. Esto simplemente es cambiar las cadenas de hierro por cadenas de oro. La razón de la parte Despertar de la espiritualidad es que para empezar esa es la forma en que realmente y verdaderamente contactas con cualquier tipo de Espíritu o Realidad última. La falta de Despertar es carecer por completo de toda espiritualidad auténtica. Es como tener la cena, pero sin ningún tipo de alimento.

Y hay miles de libros que pretenden ofrecer este nuevo paradigma, y ninguno de ellos te despierta realmente a este territorio unificado del que hablan y hablan sin cesar. Aquí, también, si es así como la ciencia va a ser utilizada ―en una capacidad espiritual― entonces es absolutamente necesario combinar ambos, el Desarrollo y el Despertar, o permanecerá fragmentada, parcial, rota.

Y, de hecho, en lo que se refiere al "nuevo paradigma" en la ciencia, en la medida en que pensamos que simplemente con aprender algunas nuevas interpretaciones mentales holísticas que nos ofrece una nueva ciencia, hasta el punto de que pensamos que esas interpretaciones mentales y la meras ideas teóricas nos van a dar una realización directa de este mundo unificado, simplemente estamos posponiendo el trabajo para tener una auténtica y eficaz realización de un verdadero Despertar. En otras palabras, estamos efectivamente impidiendo nuestro propio Despertar, nuestra propia Auto-Realización ― estamos gastando nuestro tiempo hojeando un folleto con imágenes de nuestras vacaciones. Simplemente estamos confundiendo las ideas y el mapa con el propio territorio, estamos confundiendo el dedo que apunta a la luna con la luna real, y nos estamos amamantando a nosotros mismos con símbolos mentales, y no con experiencias directas completas y realizaciones auténticas. En otras palabras, estamos en definitiva negando cualquier Iluminación verdadera o Satori o Despertar, y en realidad, en lugar de cadenas de hierro estamos atados por cadenas de oro. Y lo más probable es que ni siquiera nos demos cuenta de que esto está sucediendo, porque hemos confundido tanto las ideas con la realidad que no podemos saber lo que está ocurriendo realmente ― y entonces sustituimos una mera descripción de la unidad por un verdadero conocimiento de la unidad.

Así que una vez que aprendes {cita} "nuevo paradigma en que todo está conectado con todo lo demás", entonces vale, ya tienes el inicio de una inteligencia espiritual de nivel integral. No es la experiencia espiritual de Despertar, sino la inteligencia espiritual de Desarrollo. Y estas inteligencias espirituales de nivel integral a menudo hacen uso de las ciencias modernas, como ya hemos señalado. (Mi esquema sin duda lo hace.) Así que una vez que hayas hecho eso, felicitaciones, tienes el componente intelectual del Desarrollo o inteligencia espiritual de un compromiso espiritual verdaderamente completo. Ahora todo lo que necesitas es añadir la experiencia espiritual directa en sí siguiendo un auténtico camino del Despertar para experimentar directamente una consciencia de Unidad final ― y en ese momento, y no antes, tendrás una verdadera realización de auténtica Unidad de este mundo.

Así que, una vez más, el Despertar y el Desarrollo son ambos necesarios, y esto es cierto no sólo para nuestros caminos espirituales que ya tienen el Despertar, pero no el Desarrollo, también es cierto para nuestros caminos científicos que tienen el Desarrollo pero no el Despertar. Lo justo es justo. Ambos necesitan a ambos, al menos en la medida en que cualquiera de ellos afirma que presenta un verdadero punto de vista espiritual.

Por lo tanto, la conclusión es clara: lo que queremos de nuestro desarrollo general es alcanzar ―aumentar y desarrollar― el más alto estado de Despertar (que, en este momento, es el de la pura "consciencia de Unidad final" ― el Uno de Plotino, el 7º castillo de Santa Teresa, la 10ª imagen Zen del Pastoreo del Buey, la Gran Perfección del Dzogchen, la nube del no-saber de San Dionisio, el turiyatita del Vedanta, el Ein Sof de la Cábala judía, la Identidad Suprema de los sufíes), y lo que ninguna de esas tradiciones todavía entienden, es que también queremos que ese estado no verbal, no conceptual, trans-racional de la Conciencia del Despertar sea interpretado por el más alto nivel de consciencia del Desarrollo que ha evolucionado hasta el momento (es decir, el de la 4ª etapa integral, y en la creación de ese marco interpretativo del Desarrollo, estamos más que animados a hacer uso de las recientes ciencias integrales de nivel 4, también derivadas de este nivel de maduración intelectual o Desarrollo). Pero uno u otro por sí solo no hará nada, y en realidad, lo que hará será perpetuar una visión fragmentada, desgarrada y rota de la realidad, exactamente la causa de nuestros principales problemas, no su cura.

Así que ese es el mensaje central que quería compartir con ustedes hoy y que he simplificado tanto como he podido. Si han comprendido su punto principal ―la necesidad urgente de la unión entre el Desarrollo y el Despertar en un genuino compromiso espiritual― entonces por supuesto no dude en cambiar de canal o haga otra cosa. Le agradezco enormemente haber estado aquí conmigo recorriendo este tema verdaderamente importante. Si quiere más información sobre este tema ―y sobre los enfoques integrales en general― puede probar con los siguientes libros. La visión integral, es una introducción muy breve y sencilla al propio Esquema Integral general. Para la espiritualidad, está el libro Espiritualidad Integral. Y el libro Meditación Integral es una práctica sencilla y fácil que une Desarrollo y Despertar en una práctica general. He escrito otros 30 libros sobre estos temas integrales y puede echar mano de cualquiera de ellos, así como los libros de muchos otros escritores integrales de todo el mundo. Estos incluyen el maravilloso libro The Coming Age of Interespirituality, por Kurt Johnson y David Ord. Y muy recomendables son dos libros de Dustin DiPerna, Evolution's Alley y In Streams of Wisdom, que tratan maravillosamente tanto el Desarrollo como el Despertar a medida que se aplican específicamente a la espiritualidad. Y cómo se aplica directamente al cristianismo, puede probar con el estupendo libro de Paul Smith Espiritualidad Integral; y para el budismo, mi propio eBook editaddo por Shambhala, El Cuarto Giro.

Basta de promocionar libros. Lo más importante es que les agradezco enormemente haber estado aquí conmigo intentando analizar lo que sin duda es una idea nueva y desconocida, que nunca es fácil. Si ha logrado llegar hasta aquí, le bendigo. Y si quiere ir un poco más lejos, entrar en más detalles de los temas tratados aquí, entonces, además de esos libros que acabo de mencionar, vea por favor el vídeo posterior titulado "Una Espiritualidad Revolucionaria: Parte II, Algunos Aspectos Avanzados". Gracias enormes de nuevo, y por favor cuídese.

Ken Wilber, Noviembre 2016