Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > El Shivaísmo No-dual de Cachemira...

Artículos - Maria Syldona

El Shivaísmo No-dual de Cachemira

La Ciencia de la Realidad Última (Parte II)

por Maria Syldonascience & nonduality
Shivaismo

Introducción: Modelo de Manifestación ― ¿como Universo y un Ser Humano?

Swami Lakshman Joo (1907-1991), el último maestro viviente del Shivaísmo de Cachemira, declaró que el Shivaísmo de Cachemira es para todos, "independientemente de su género, casta, credo, color o religión". También afirmó que el punto de entrada al Shivaísmo de Cachemira es el elegante y completo Modelo de Manifestación del Universo, que es una representación de la Teoría de la Manifestación del Universo (Lakshman Joo, 1988). Este modelo se usa para ilustrar una serie de principios del Shivaísmo de Cachemira. Entre estos están:

  1. El mismo modelo trata tanto al Universo como a un ser humano
  2. Los procesos naturales de involución (en la materia) y evolución (en los estados más elevados de consciencia o forma) son inherentes a la manifestación (abhasa)
  3. El habla [la palabra, el verbo] se representa como idéntica a la Realidad Última, y como la vibración que crea el Universo y todo lo que contiene.

El Misterio del "Yo" y "Esto" ― El Universo y un Ser Humano"

Una experiencia personal extraordinaria y profunda ilustra el principio de que el Modelo de Manifestación describe tanto al Universo como a un ser humano. Yo había pensado en esta noción durante mucho tiempo. Desde entonces he aprendido que es uno de esos principios que quizás solo se entienden de forma intuitiva, o por percepción directa, que es una experiencia directa en un estado libre de pensamiento. Una comprensión mental o intelectual solo podría dejarlo a uno con solo una confusión impresionante, ¡posiblemente para siempre!

Esa lección sobre el valor del aprendizaje a través de la experiencia directa ocurrió durante un encuentro que tuve mientras daba un paseo una tarde en medio de un retiro espiritual. Este retiro tuvo lugar años antes de que comenzara seriamente mi estudio de las escrituras del Shivaísmo de Cachemira, y cuando el grado de mi conocimiento sobre el Modelo de la Manifestación del Universo era simplemente que existía y que era un aspecto esencial del Shivaísmo de Cachemira. Fue algunos años más tarde que un recuerdo repentino de esta experiencia engendró una comprensión que aclaró mi mente, resolviendo, al menos en parte, el misterio de cómo un ser humano y el Universo pueden ser lo mismo.

Pero, de regreso al retiro... En medio de este paseo contemplativo, me detuve a lo largo del sendero del bosque sobre el cual caminaba para permitir que un maestro de meditación cruzara el camino frente a mí. Cuando este maestro pasó por mi lado, hicimos contacto visual, por cuánto tiempo no tengo ni idea. Pero casi de inmediato, tuve la sensación de que el tiempo simplemente... no era... Mi entorno físico (incluido el cuerpo del maestro) desapareció. Sus ojos eran de repente ventanas abiertas sobre una realidad asombrosamente clara e impresionante que solo una fracción de segundo antes no había estado allí, en el otro lado de esa "'ventana" abierta. Entonces, de alguna manera "en", o "a través" de los ojos de este ser, y de "algún modo" tanto desde como dentro del Ser más interno de este maestro, experimenté lo que solo puedo describir como la inmensidad del Universo. Era casi como si "ella" ya no estuviera allí, sino que se hubiera convertido en la vasta extensión y profundidad del Universo que estaba al otro lado de esa ventana abierta, sin embargo esa extensión de alguna manera (para mi "sentido de la sensación") era también ella.

No era simplemente que VIERA el Universo que estaba al otro lado de esa "ventana abierta". ¡Parecía perdida en ese Universo, como si yo FUERA ese Universo! Había una extensión aparentemente infinita de "espacio" profundo y eterno en el que había innumerables estrellas, planetas, galaxias y otros cuerpos celestes, todos moviéndose de alguna manera multi-dimensionalmente. No tenía límites... No tenía límites. Yo... era... este... Universo. Yo... era... Esto.

Mientras seguía siendo ese universo en los ojos del maestro, sentí que un destello extremadamente minúsculo de una noción fugaz pasaba a través de mí, como si casi me estuviera pellizcando para asegurarme de que lo que estaba "experimentando/siendo" no era solo que yo estaba "viendo esto visualmente" como una imagen en uno de esos grandes números especiales de una revista de astronomía. Era de alguna manera una visión externa, o percepción, pero a la vez una visión interna ― Y SER". Era lo que ahora llamaría una especie de "percepción directa": un "conocer" y un "ser", al mismo tiempo. Y se había producido (al menos en parte, e inicialmente) por mi percepción de un objeto en el mundo aparentemente externo: los ojos de este maestro.

Aunque no lo sabía en ese momento, esta fue una experiencia de la Unidad de la Realidad Última descrita en el Shivaísmo de Cachemira, siendo el universo y un ser humano al mismo tiempo, en una forma sin forma de unidad más allá de cualquier experiencia mentalmente imaginable. Describir de manera adecuada esta ser-experiencia en palabras es virtualmente imposible. ¡Supongo que es por eso que se requieren tantas!

Y a medida que lentamente comencé a alejarme de ese encuentro con el maestro, la pregunta surgió por sí sola, desde lo más profundo de mi ser ― de al principio "¿Quién es Ella?" entonces esa pregunta se transformó en un enfático "¿Qué es Ella?"

"Yo" y "Esto" en retrospectiva

Algunos años después de haber tenido esta experiencia, comencé a estudiar seriamente el Shivaísmo de Cachemira. Un día mientras estaba contemplando el Modelo de Manifestación en preparación para una charla, aparentemente de la nada surgió un repentino recuerdo del encuentro con ese maestro espiritual. Las preguntas que habían surgido en aquel entonces comenzaron a correr a través de mi psique de nuevo: la pregunta "¿Quién es Ella?" que había evolucionado por sí misma hacia "¿Qué es Ella?". Estas preguntas se reorganizaron con un surgimiento espontáneo de una comprensión repentina, acompañado de más preguntas: "Entonces, esta experiencia aún repercute en mí, ¿significa realmente también '¿Quién soy yo?' y '¿Qué soy yo?'? Y ¿soy 'Yo' y 'Esto' (el Universo en sus ojos) uno y lo mismo?"

Mientras esta experiencia interna estaba teniendo lugar, continué mirando los tattvas (principios o niveles de manifestación) en la sección superior del Modelo de Manifestación. De repente, las palabras "Yo" y "Esto" en la página se emparejaron con las palabras "Yo" y "Quién" ―y luego "Yo" y "Qué"― las palabras de mis preguntas internas y espontáneas de esa experiencia en el Retiro. En un abrir y cerrar de ojos, comprendí lo que querían decir, de una manera que no tenía en el momento del Retiro, y que no podía tener desde una simple forma de conocimiento intelectual. Me oí a mí misma decir en voz alta, en absoluto asombro: "¡Así que eso es lo que era!"

Experimenté una realización repentina, en lo profundo de mi Ser, de que en esa experiencia de hace años, (yo) era una coalescencia (fusión) de "Yo" y "Esto" en una unidad indivisa. Yo era la Realidad Última, el Experimentador Supremo. Excepto que "Yo" no tenía palabras para eso en ese momento, "Yo" era simplemente la experiencia de "Esto". Esa experiencia pura era mi identidad, ¡y nada más!

El Modelo de Manifestación del Universo - ¡y un Ser Humano!

A continuación se muestra una representación general del Modelo de Manifestación del Universo ― y, sí, también de un ser humano. Ahora puedo atestiguar a mi manera que el Modelo puede servir para ambos, ya sea que intelectualmente lo comprendamos o no. En la Figura 1 se ilustra una versión general del Modelo y en la Figura 2 se representa el Modelo que incluye los niveles del Habla (Vak) (vibración y sonido) implicados en el proceso de manifestación tal como lo describieron los grandes sabios del Shivaísmo de Cachemira, como Abhinavagupta.

A modo de breve explicación del formato de los Modelos detallados, los principios de manifestación (también denominados categorías, estados de consciencia y tattvas) aparecen en negrita a la izquierda, en sánscrito, con una traducción al castellano a la derecha, donde sea apropiado.

(Figura 1)

Modelo de Manifestación del Universo

Paramasiva (Realidad Universal) - Ni Trascendente ni Inmanente

Siva/Shakti - "Yo soy" - Trascendente

La pura consciencia-Yo de Siva combinada con su subjetividad sintiente Sakti


TREINTA Y CUATRO TATTVAS DE MANIFESTACIÓN:


Creación pura

1. Sadasiva - "Yo soy Esto"

Débiles rastros de objetividad aparecen en la consciencia indivisa de Siva/Shakti. La consciencia ve "todo lo que es" en un estado de repliegue, en unión con su propia naturaleza. La consciencia "Yo" predomina y abarca a la consciencia "esto" en el conocimiento de que: "Yo soy este (universo)".

2. Isvara - "Esto soy yo"

La consciencia "Esto" es dominante sobre la consciencia "Yo". El conocimiento es "Este (universo) soy yo". El Todo ahora se manifiesta más claramente como una realidad independiente, todavía se experimenta como uno con la consciencia, y sin embargo ya no se fusiona completamente dentro de ella.

3. Suddha Vidya - "Yo soy esto" - "esto soy yo"

Ahora el conocimiento es doble: "Yo soy este (universo) y este (universo) es yo". Los aspectos subjetivos y objetivos comparten el mismo estatus, y el conocimiento puro (suddha vidya) emerge. (Adaptado de Dyczkowski, 1987).


Creación impura

4. Maya

5-9. Cinco Kanchukas - envolturas que limitan los poderes de Paramasiva: Kala (autoría limitada), vidya (conocimiento limitado), raga (deseo), kala (tiempo), niyati (causalidad, espacio, forma)

10-11. Purusha-Prakriti - Sujeto/objeto individual

12-14. Buddhi-ahamkara-manas - Mente

15-19. Jnanendriyas - poderes de la percepción sensorial

20-24. Karmendriyas - poderes de acción

25-29. Tanmatras - elementos de percepción

30-34. Mahabhutas - mundo físico de materia densa

(Figura 2)

Modelo de Manifestación del Universo

(Incluyendo el Habla - Vak)

Paramasiva (Realidad Última) - (Para-vak - Habla Suprema) - Ni trascendente ni inmanente

Siva / Shakti - "Yo soy" - Trascendente


TREINTA Y CUATRO TATTVAS DE MANIFESTACIÓN:


Creación pura

1. Sadasiva - (Pasyanti-vak - "Voz de la intuición") - "Yo soy Esto"

2. Isvara - (Madhyama-vak - Habla media-Alcance superior) - "Esto soy yo"

3. Suddha Vidya - (Madhyama-vak - " ") - "Yo soy esto" - "Esto soy yo"


Creación impura

4. Maya

5-9. Cinco Kanchukas - envolturas que limitan los poderes de Paramasiva: Kala (autoría limitada), vidya (conocimiento limitado), raga (deseo), kala (tiempo), niyati (causalidad, espacio, forma)

10-11. Purusha-Prakriti - Sujeto / objeto individual

12-14. Buddhi-ahamkara-manas - Mente - (Madhyama-vak - Medio)

15-19. Jnanendriyas - poderes de la percepción sensorial

20-24. Karmendriyas - poderes de acción

25-29. Tanmatras - elementos de percepción

30-34. Mahabhutas - físico - (Vaikhari-vak ― Habla audible/denso)

Los Reinos de la Manifestación: Universal e Individual, Pura e Impura

Creación impura

"La impureza es un estado de aparente separación de la Consciencia" (Dyczkowski, 1987).

En los niveles de la "Creación Impura", uno experimenta un sentido de separación de la Consciencia, y en su lugar se identifica con el cuerpo físico y la mente. Ese proceso da como resultado la Experiencia Individual Limitada del Sujeto Individual Limitado (Purusha). El sujeto y el objeto están aparentemente divididos aquí, ya que nuestra conciencia está enfocada externamente.

Como se puede ver en la Figura 1, la Creación Impura es el reino de la mente y varios procesos vibratorios (maya, etc.) que hacen que el Sujeto Individual Limitado esté limitado por el tiempo, el espacio y la ley natural. Para la mayoría de nosotros, la mayoría de las veces, nuestra conciencia está típicamente aquí, en el mundo objetivo, en el reino de la mente, y en los tattvas inferiores del Perceptor Individual Limitado.

Un estudioso del Shivaísmo de Cachemira dice de la mente: "Los cálculos mentales ordinarios de una persona se basan en impresiones pasadas (de objetos) y constituyen la esclavitud de un ser mundano... La gente no es (ordinariamente) consciente de la unidad absoluta del Ser (Siva, los tattvas más elevados), que existe en el momento del comienzo de una percepción directa". (Pandit, 2003) Y es a este Ser ―el plénum de todo conocimiento― al que accedemos cada vez que tenemos una percepción.

Desde la perspectiva del Shivaísmo de Cachemira, entonces, hay más de una fuente de información accesible internamente sobre la cual basar los cálculos mentales. Están las impresiones pasadas almacenadas (como la memoria) y el plénum infinito de conocimiento (el Ser) al que accedemos a cada momento innumerables de veces con cada percepción, pero que no tenemos consciencia de ello normalmente. Estas fuentes de información también pueden describirse como la mente (de la Creación Impura) y los tattvas más elevados del Ser (de la Creación Pura).

Los investigadores de las neurociencias han comenzado a reconocer que tiene que haber algo más que sea internamente accesible para una persona, además de la memoria, pero todavía no saben exactamente lo que es. Como ejemplo, Bruno Olshausen y otros neurocientíficos han concluido que el modelo de percepción que enfatiza el estudio del estímulo visual externo exclusiva o primordialmente es problemático, y que algo más debe provenir del interior de la persona en la forma no solo de memoria, sino también de alguna información preexistente "dentro" del sujeto. Pero aún no está claro de dónde viene el sujeto y cómo llegó allí. Su hipótesis es que la corteza cerebral "contiene esencialmente un modelo probabilístico y causal del entorno, y que la información sensorial se interpreta y se representa en términos de este modelo" (Olshausen, 2004).

El trabajo de Ronald Rensink sobre la atención corrobora este punto de vista con respecto a los mecanismos implicados en la detección del cambio y su implicación en proporcionar la percepción de una "escena". Él declara: "Lo que estás experimentando es en gran parte el producto de lo que hay dentro de tu cabeza... Se basa en lo que entra por tus ojos, pero no lo refleja directamente... Creamos algo internamente y luego verificamos, verificamos, verificamos... Básicamente, experimentamos la mejor conjetura del cerebro sobre lo que está sucediendo ahora". (Lawton, 2011).

Maria Syldona

Maria Syldona, Ph.D., es Educadora, Investigadora y Clínica en Desarrollo Psicosocial Humano, y Ponente y Escritora de Ciencia y Espiritualidad.

El trabajo de investigación y educación de la Dra. Maria Syldona implica el estudio de los aparentes opuestos, en busca de puntos en común y elementos complementarios con el potencial de combinar sinérgicamente, y dar como resultado un beneficio potencialmente poderoso para la humanidad. En resumen, ella es una constructora de puentes. En ese sentido, sus investigaciones y presentaciones públicas se centran en el tema de aspectos comunes en áreas de la vida aparentemente dispares pero muy relevantes, como la ciencia y la espiritualidad.